Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ecologistas se oponen al desdoblamiento de la M-501

"La obra produciría un gran impacto medioambiental", aseguran

El grupo Ecologistas en Acción emitió ayer un comunicado donde insistía en su oposición frontal al desdoblamiento de la carretera M-501, conocida como carretera de los pantanos, proyecto que estudia la Comunidad de Madrid. Los ecologistas argumentan que esta actuación tendrá "un gran impacto medioambiental y no supondrá disminución alguna del índice de peligrosidad de la vía".

Según esta organización ecologista, el desdoblamiento de la M-501 "produciría un enorme impacto medioambiental en una de las áreas de mayor valor natural de nuestra región, como son los pinares y encinares del oeste de Madrid, refugio de un buen número de especies animales en peligro de extinción como el águila imperial, la cigüeña negra, el lince ibérico o el buitre negro, motivo por el cual la zona ha sido declarada por la Unión Europea como ZEPA y Lugar de Interés Comunitario (LIC)".

Igualmente, se refirió al "gran impacto medioambiental indirecto" al que daría lugar, toda vez que "los desdoblamientos en Madrid", sostiene Ecologistas, "conllevan necesariamente un desarrollo urbanístico intenso en su entorno". Por otro lado, la entidad destacó que "el gran impacto medioambiental que el desdoblamiento produciría ha sido reconocido por la propia Consejería de Medio Ambiente, motivo por el cual emitió en su momento la correspondiente declaración de impacto ambiental negativa".

Añadió que a "esta misma conclusión llegó también en su informe el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), en el estudio que realizó a solicitud de la Comunidad, donde indicaba cómo el desdoblamiento previsto afectaría gravemente a las especies antes mencionadas, pudiendo producir la extinción en la zona de algunas de ellas".

"No menos accidentes"

Otro de los argumentos esgrimidos por Ecologistas en Acción es que el desdoblamiento de la carretera "no reduciría el riesgo de accidente en la misma, como demuestra el hecho de que en el tramo desdoblado entre Villaviciosa de Odón y Brunete se mantenga un índice de siniestralidad cuanto menos similar al existente antes del desdoblamiento, al existir una relación directa entre la siniestralidad y la velocidad".

"Está perfectamente demostrado que las autovías incrementan la capacidad, pero no la seguridad", recalcó. A este respecto, citó datos de la Delegación del Gobierno según los cuales el 65% de los accidentes de tráfico mortales que se producen en Madrid ocurren en autovías y carreteras desdobladas, a pesar de constituir éstas tan sólo el 20% de la red viaria.

Por último, la organización ecologista advirtió de que si la Consejería de Transportes e Infraestructuras, que ha encargado un informe medioambiental del proyecto, "persiste en su empeño de desdoblar esta carretera", denunciará dicho proyecto por considerar que "constituiría un incumplimiento claro de las Directivas Comunitarias de Aves y Hábitats, aportando además como documentación el estudio que en su momento realizó el CSIC, máximo organismo científico español, a solicitud de la propia Comunidad de Madrid".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de abril de 2004