Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Fondos de inversión tocados

Los atentados islámicos empujan el ahorro de los españoles hacia los activos monetarios

Tras el atentado del pasado 11 de marzo en Madrid se han producido incontables traspasos de fondos de inversión. Un buen número de partícipes ha decidido cambiar su estrategia: se han desecho de sus posiciones en instrumentos de riesgo, renta variable en todo o en parte, y las han canalizado hacia activos monetarios. El nuevo ahorro que se iba generando en los fondos de inversión españoles ha tomado el rumbo más acomodaticio, al tiempo que se daba un anómalo aumento en la cuantía de los depósitos a plazo en el balance de bancos y cajas de ahorro, hechos que confirman que la intranquilidad empuja hacia una búsqueda de refugios seguros. Ésta es una de las principales conclusiones que se desprende del último informe mensual de Ahorro Corporación, correspondiente a marzo de este año.

Los productos con carta de aseguramiento han vuelto a ser el principal motor del sector, al acaparar el 41,5% de las nuevas suscripciones

Los fondos de inversión con riesgo bursátil han reducido su ritmo de crecimiento, dándose en algún caso, incluso, recortes patrimoniales

A juicio de esta entidad, "en un mes emocionalmente muy duro, y a pesar de ello, los fondos de inversión consiguieron capear el temporal de la mejor manera posible". A finales de marzo su patrimonio quedó establecido en los 209.600 millones de euros, un 5,7% más que en diciembre de 2003. En total, los fondos recibieron 5.200 millones de euros de dinero fresco. Las patas sobre las que se ha asentado este nuevo impulso en la industria de fondos de inversión pueden resumirse en cuatro:

- Los productos con carta de aseguramiento han vuelto a ser el principal motor del sector al acaparar el 41,5% de las nuevas suscripciones. Tres emisiones de BBVA (Triple Óptimo y los Plan Rentas 2007 y 2009) han captado más de 800 millones de euros; Banesto, con dos nuevos productos, 260 millones más, y SCH, con uno solo, casi 1.500 millones de euros.

- Los que parecían olvidados fondos de renta fija han retomado parte del protagonismo que habían ido perdiendo (por el recorte de sus rentabilidades) cambiando el signo de su desarrollo. En marzo, del total del crecimiento patrimonial de los fondos, un 35% se ha dirigido a estos productos, mientras que en febrero su aumento fue negativo en un 11,6%.

- Los instrumentos monetarios han conseguido frenar, aunque sea también momentáneamente, la pronunciada caída patrimonial que venían notando desde los comienzos de 2003. De hecho, en marzo acapararon el 21% de las nuevas suscripciones, frente a la salidas netas (un 41,7% del total captado) del mes anterior.

- Los fondos de inversión con riesgo bursátil han reducido su ritmo de crecimiento, dándose en algún caso, incluso, recortes patrimoniales.

Estos cuatro hechos, a juicio de Ahorro Corporación, se pueden explicar por una única causa común. "El origen de estas, en general, atípicas evoluciones no es otro que la interrogación que supone la coyuntura. En momentos de crisis los activos más conservadores se revelan como la ayuda exigida por los ahorradores, que aceptan una rebaja sustancial en los posibles rendimientos a percibir a cambio de una seguridad total y una liquidez inmediata".

El análisis continúa: "Si los mercados se hubieran mantenido en la línea de los primeros 70 días del año es posible que en un plazo breve los partícipes, motu proprio, hubieran acometido la senda del riesgo, pero los hechos trocaron estas previsiones y volvieron a enderezar el camino hacia el torcido mundo del aseguramiento en la inversión. Así, y ante la realidad actual, las tendencias de la industria toman el rumbo de la garantía. SCH se acoge a métodos de gestión activa con aseguramiento del principal, en los que el grado de bondad en la gestión propiciará unas (más o menos) modestas ganancias acopladas a la baja volatilidad que por naturaleza tienen esta clase de productos, con el valor añadido de no penalizar con comisiones los reembolsos intermedios. BBVA toma la vía de instrumentos más abiertos a diferentes escenarios transmitiendo al partícipe los mejores resultados devengados hasta el mejor momento".

Con vistas al futuro, según Ahorro Corporación, "la visión del momento hace aconsejable aprovechar el abaratamiento de las cotizaciones -los analistas lo califican más como corrección que como tendencia- con cierta rapidez, ya que las constantes económicas son las mismas de hace unos meses y las expectativas, más desde la óptica actual, positivas, al tiempo que las alternativas a la renta variable, de matices mucho más conservadores, carecen de todo atractivo con un futuro ciertamente gris".

En este escenario, los productos perfilados, ya sean de gestión propia o multigestión, tienen mucho interés para el ahorrador medio, ya que conjugan riesgo y seguridad de manera predeterminada y ajustada a la tolerancia del partícipe. El limitar el nivel de riesgo admisible, unir en un solo instrumento la necesaria diversificación de la cartera financiera y recibir una información muy clara de los resultados con mediciones de la rentabilidad sencillas son valores muy útiles, que se perfeccionan en la medida que nuevas aportaciones o reembolsos no precisan destinos alternativos o especiales.

Hacia los depósitos

Aprovechando la tendencia actual de los inversores a canalizar su ahorro hacia productos sin riesgo, algunas entidades han retomado el camino de ofrecer depósitos que, en el corto plazo, ofrecen rentabilidades llamativas. Éste es el caso, por ejemplo, de Caixa Tarragona, que ha lanzado su Depósito Combinado Preferente que invierte una parte del capital (entre un 25% y un 33%) en un depósito a uno, tres o seis meses de plazo con rendimientos del 10%, 8% y 6%, respectivamente. El resto del capital se invierte en un fondo de renta variable o mixta de la entidad, a elección del partícipe.

Ibercaja ofrece su Programa de Ahorro Personalizado que garantiza un interés del 9,76% durante seis meses, pero que obliga a contratar otro depósito vinculado al Ibex 35.

Uno-e mantiene su Depósito Doble Ahorro, con la mitad del capital invertido al 6,82% durante 3 meses y la otra mitad colocada en un fondo inmobiliario.

ING Direct tiene abierta su línea de depósito al 6% durante un mes para un máximo de 10.000 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de abril de 2004