Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La autopista de peaje R-4, entre Madrid y Ocaña, se abre hoy al tráfico

Desde las doce de la mañana de hoy es posible viajar desde Madrid a Ocaña (Toledo) y viceversa por la autopista de peaje R-4, previo pago de 6,10 euros en hora punta -entre las 7.30 y las 22.30- y de 3,05 euros en hora valle -entre las 6.30 y las 7.30, y entre las 22.30 y las 23.30-. Por la noche, entre las 23.30 y las 6.30, la utilización es gratuita. La nueva vía, con una longitud de 53 kilómetros, parte de la M-50 y discurre paralela a la autovía de Andalucía A-4.

Se completa así el proyecto del Ministerio de Fomento de construir autopistas de pago como alternativa para salir o entrar en la Comunidad de Madrid. Además de la R-4, ya están en funcionamiento la R-2 (Madrid-Guadalajara), la R-3 (Madrid-Arganda) y la R-5 (Madrid-Navalcarnero).

A cambio de la concesión de la explotación de la R-4, la empresa adjudicataria (el consorcio Autopista Madrid Sur) ha construido el tramo asociado de la carretera de circunvalación M-50, entre la carretera de Barcelona (A-2) y la A-4, y la autovía de enlace M-31, entre la M-40 y la M-50, ambas libres de peaje.

La empresa adjudicataria, integrada por Ferrovial, Europistas, la Empresa Nacional de Autopistas (ENA), Caja Castilla-La Mancha y Unicaja, ha invertido 442,85 millones de euros en el proyecto.

La nueva radial pretende absorber el 25% del tráfico actual de la autovía de Andalucía (alrededor de 48.000 vehículos diarios). La apertura coincide con la segunda fase de la Operación Salida de las vacaciones de Semana Santa, con lo que el número de vehículos puede ser estos días aún mayor, teniendo en cuenta, además, los problemas que está causando un socavón en la A-3 a la altura de Perales de Tajuña, en sentido a Valencia.

Una de las rutas alternativas que ofrece Tráfico para sortear el socavón es ir hasta Ocaña y desviarse desde allí hacia la Comunidad Valenciana.

Obras incompletas

La empresa que gestiona la R-4 hará un descuento de un 10% sobre la tarifa normal, por mandato del Ministerio de Fomento, hasta que se completen todas las obras del tramo de la M-50 incluidas en el contrato. Estas obras, según la empresa, se encuentran al 90% de su ejecución. Fomento afirma que cuando se llegue al 95%, es decir, cuando entre en funcionamiento el tramo de la M-50 entre la A-3 y la A-31, el descuento que habrá de hacer la empresa se reducirá al 5%.

El ministerio asegura que ha abierto al tráfico la R-4 para favorecer el "interés general"

, a pesar de que aún no se han completado los tramos libres de peaje, lo cual aparecía como requisito imprescindible en el contrato.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de abril de 2004