Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desactivadas en Zaragoza tres cartas bomba dirigidas a medios de comunicación

Los artefactos tenían como destino las sedes de 'La Razón', Antena 3 y la Cope en Madrid

Técnicos en desactivación de explosivos (Tedax) de la Jefatura Superior de Policía de Aragón desactivaron ayer por la tarde en la central de Correos de Zaragoza tres cartas bomba que iban dirigidas a medios de comunicación de Madrid. Una tenía por destinatario al "director de informativos de Antena 3", puesto que ocupa Gloria Lomana, y las otras dos al presidente fundador de La Razón, Luis María Anson, y al director de La Mañana, de la cadena Cope, Federico Jiménez Losantos. Un escáner de Correos detectó por la tarde en la capital aragonesa los artefactos explosivos, compuestos por unos 60 gramos de cloratita, según la policía.

Los explosivos estaban ocultos en sobres acolchados de color marrón y tamaño cuartilla. En su interior iba una pequeña caja de cinta de vídeo VHS, con un sistema de activación del explosivo formado por una pinza, una pila y una bombilla pequeña. Los artificieros sacaron los artefactos de la sede de Correos, sita en la avenida de Anselmo Clavé, y los llevaron a un andén de la estación ferroviaria de Zaragoza-El Portillo, donde explosionaron una de las cartas bomba y desactivaron las otras dos. Las cartas, similares a otras que han remitido grupos de tendencia anarquista, llevaban un falso remite de Villarrobledo, un municipio inexistente en Zaragoza.

La policía está investigando la procedencia y la autoría de las cartas bomba. El último intento de un atentado con este sistema se produjo el 12 de diciembre de 2002, cuando el grupo anarquista Las cinco C (la Célula contra el Capital, las Cárceles, sus Carceleros y sus Celdas) remitió un paquete bomba a la redacción de EL PAÍS en Barcelona. Dos días antes, este grupo había enviado otro paquete-bomba a la sede de Iberia en el aeropuerto italiano de Malpensa (Milán). Ambos fueron desactivados.

Fuentes de los trabajadores de Correos señalaron a Efe que posiblemente los envíos fueron recogidos en algún buzón de la capital y llevados en camión al centro de distribución. El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, felicitó a la policía y a Correos por la detección y desactivación de los tres artefactos, que calificó de "salvajada inaceptable".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de abril de 2004