Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco muertos al caer un helicóptero que rescataba heridos de un autocar en Canarias

El autobús, ocupado por 36 turistas, se había despeñado en una carretera estrecha

Dos turistas y tres tripulantes de un helicóptero murieron ayer en una de las rutas turísticas más recorridas de la cumbre de la isla de Gran Canaria. Un helicóptero del Servicio de Urgencias Canario se precipitó al suelo cuando iniciaba el vuelo para trasladar a dos heridos graves desde los alrededores de la presa de Chira, en lo alto del municipio de San Bartolomé de Tirajana (a unos 80 kilómetros de Las Palmas), donde un autobús turístico de la empresa Las Palmas Bus con 36 pasajeros (28 holandeses, cuatro franceses, dos británicos, un español y un alemán) había caído, por causas aún no aclaradas, por un terraplén de unos cinco metros de profundidad.

Las hélices del tercer aparato tocaron unos cables de alta tensión y se precipitó al suelo

Al volante del autobús, de la marca Man, con 55 plazas y protección antivuelco, construido en 1996, iba Joaquín Miranda, de 56 años, que resultó ileso. El vehículo ascendía la tortuosa carretera GC-505 de apenas tres metros de ancho y sin barreras de protección, que comunica la presa de Chira con la carretera de San Bartolomé de Tirajana. En el tramo entre Cercado Araña y Cruz Grande, Miranda iba realizar un giro a la derecha. "Se guió por las rayas del suelo y la carretera cedió", declaró el presidente de Las Palmas Bus, Manuel Martín. El autobús comenzó el descenso en el punto conocido como Cercado de Espino y cayó sobre su propio lateral, causando heridas de distinta consideración a 17 de los pasajeros. Eran las 15.03.

Los servicios de rescate activados por el teléfono único de urgencias 112 pudieron evacuar en ambulancia a los 11 heridos de menor consideración, que fueron trasladados a distintos centros de salud de la zona sur de la isla y hospitales de la capital, según informó en un primer momento la vicepresidenta y consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, María del Mar Julios.

Los otros seis heridos, más graves, esperaban en la calzada a ser evacuados en helicópteros medicalizados. En total, en la zona había cuatro aeronaves, dos del Grupo de Intervención de Emergencias, del Gobierno de Canarias, uno particular alquilado por Protección Civil al conocerse el accidente del autobús, y el del servicio de urgencias, que sufrió el accidente.

Un primer aparato se posó en la carretera, a unos 100 metros del siniestro. Cargó a dos de los heridos y despegó sin problemas rumbo al hospital Doctor Negrín de Las Palmas de Gran Canaria. Otro aparato repitió la operación.

El tercero, un Dolphin de dos turbinas y cuatro aspas totalmente equipado como ambulancia aérea, ya había introducido a los últimos heridos y comenzaba a elevar sus 4.100 kilos de peso, sus hélices tocaron unos cables de alta tensión que cruzan el barranco y provocaron la caída al suelo.

Según la versión oficial del Gobierno de Canarias, el piloto, uno de los más experimentados al mando de estas naves, intentó apartarse de la zona del siniestro del autobús, donde se habían congregado vecinos y servicios de emergencia, tras tocar unos cables, pero la nave chocó finalmente contra el tendido en otra zona alejada. "Se pudieron ver varias explosiones eléctricas en el aire y que el helicóptero no aguantaba más. Y se cayó", explicó un portavoz de Protección Civil cuyos compañeros le informaban por radio desde el lugar del siniestro. Eran las 16.40 horas.

El alcalde de San Bartolomé de Tirajana, Marco Aurelio Pérez, relató que el helicóptero quedó con las aspas hacia abajo y los patines hacia arriba. En él viajaban el piloto, Juan Ignacio Hernández León, de 48 años; un médico, Orlando Rodríguez Brito, cubano de 42; la enfermera Carolina Pérez Medina, de 27, y dos mujeres holandesas: Wil Vol Bly y Alye Poepjes, de 24 años. Sus maridos vieron desde tierra cómo caía el aparato.

El Consulado de los Países Bajos en Canarias informó anoche de que ya se había puesto en contacto con los familiares de las fallecidas y los heridos.

El impacto produjo un incendio de considerables proporciones que impidió el rescate de las víctimas hasta que las llamas se aplacaron. María del Mar Julios reconoció la existencia de un problema con los tendidos de alta tensión y anunció que, una vez estudiado este suceso, sus conclusiones "ofrecerán qué medidas" puede adoptar el Gobierno autonómico canario "para que esto no se repita".

El Servicio de Urgencias Canario dispone de una flota de ocho helicópteros para traslado urgente de enfermos. Dos de estos aparatos son Dolphin SA365N1, valorados en más de 9 millones de euros, que pueden alcanzar una velocidad de 150 nudos y disponen de una autonomía de más de tres horas de vuelo. Este tipo de helicópteros se utiliza en todas las comunidades autónomas para rescates, y los que tienen base en Canarias son los que más horas de vuelo hacen en España debido a la fragmentación del archipiélago.

El pleno del Estado de la Nacionalidad, cuyo inicio estaba previsto para ayer y en el que el presidente del Gobierno, Adán Martín (de Coalición Canaria), tenía previsto ofrecer la primera radiografía de sus 10 meses al frente del Ejecutivo, quedó pospuesto hasta después de Semana Santa.

Tres décadas de siniestros aéreos

El accidente del helicóptero siniestrado hoy en la isla de Gran Canaria, en el que han fallecido cinco personas, es el cuarto registrado en este tipo de aeronaves que han causado muertos en Canarias desde 1990.

3 de diciembre de 1972. Estalla en el aire, pocos segundos después de despegar del aeropuerto de Los Rodeos (Tenerife), un avión Convair de la compañía Spantax y perecen 155 personas.

27 de marzo de 1977. Fallecen 585 personas al chocar frontalmente dos aviones cuando realizaban las maniobras previas al despegue en el aeropuerto de Los Rodeos (Tenerife). Los aviones pertenecían a la compañía holandesa KLM y a la estadounidense Pan American.

23 de abril de 1980. Mueren 146 personas al estrellarse un Boeing 727 de la Compañía Dan Air en las cercanías del aeropuerto de Los Rodeos (Tenerife) cuando se disponía a tomar tierra.

8 de abril de 1984. Cinco personas perdieron la vida al caer una avioneta monoplaza del equipo español durante una exhibición acrobática en el aeropuerto de Los Rodeos, de Santa Cruz de Tenerife.

5 de septiembre de 1990. Cuatro militares (tres tenientes y un comandante) y un civil mueren al estrellarse un helicóptero del Ejército de Tierra en la playa de las Arenitas, cerca de Candelaria (Tenerife). El accidente se produjo mientras el helicóptero realizaba una misión nocturna de entrenamiento.

16 de noviembre de 1994. Siete militares fallecen al estrellarse un helicóptero UH-10 con el que participaban en unas maniobras en la isla de Fuerteventura, después de que el aparato, perteneciente al Batallón de Helicópteros de Maniobra número VI con base en Los Rodeos, en la isla de Tenerife, rozara un tendido eléctrico de alta tensión y se precipitara al fondo del Barranco de la Herradura.

31 de agosto de 1996. Un joven muere y otro resulta herido muy grave al precipitarse al suelo el avión ultraligero que tripulaban en los Llanos de Botija, al norte de la isla de Gran Canaria.

4 de julio de 1997. Un sargento del Ejército de Tierra fallece y otro resulta herido al estrellarse el helicóptero en el que viajaban en el municipio de Los Realejos, en el norte de Tenerife.

27 agosto de 1998. Mueren cuatro personas -dos hombres y dos mujeres- al caer al mar, cerca de Lanzarote, la avioneta en la que viajaban.

11 de febrero de 2003. Un avión militar F-18 cae al mar en aguas próximas a Pozo Izquierdo, al este de Gran Canaria, sin que se registren heridos.

22 de febrero de 2004. Fallece el piloto de una avioneta con publicidad que se estrelló cuando intentaba aterrizar en el aeroclub de Gran Canaria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 31 de marzo de 2004

Más información