MATANZA EN MADRID | Las actuaciones judiciales

El juez Del Olmo interroga durante varias horas a los últimos detenidos por el 11-M

Uno de ellos queda libre tras acreditar que no estaba en España el día de los atentados

El juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo inició ayer la toma de declaración de cinco de los seis detenidos la pasada semana en relación con los atentados terroristas del 11-M. Se trata de los tres ciudadanos marroquíes y dos sirios detenidos entre el miércoles y el jueves en Madrid y en la localidad toledana de Ugena. A la hora de cierre de esta edición el magistrado había decidido la puesta en libertad de uno de los cinco encausados, el marroquí Said Ahmidan, al poder demostrar éste que no estaba en Madrid el día de los atentados.

Más información
El Supremo reduce la pena a un terrorista argelino del GIA
Detenido en Asturias un cuñado del minero encarcelado por suministrar los explosivos a los terroristas
El abogado de cuatro islamistas encarcelados alega anomalías en el informe del FBI

Los primeros en comparecer ante el juez del Olmo y la fiscal Olga Sánchez fueron los hermanos Said y Hamid Ahmidan, arrestados el 25 de marzo pasado en su domicilio del barrio madrileño de Usera.

Al estar incomunicados, todos los detenidos prestaron declaración asistidos de abogado de oficio. Durante poco más de tres horas, los dos hermanos fueron preguntados por el juez Del Olmo por su supuesta vinculación con los atentados del 11 de marzo, en los que 190 personas resultaron muertas y alrededor de otras 1.500 sufrieron heridas de diversa gravedad, así como por su relación con el resto de los implicados.

Sobre las 21.00 inició su declaración Mouhammad Almallah Dabas, sirio, detenido en la calle de los Químicos, en el distrito madrileño de San Blas. En su domicilio fueron intervenidas numerosas cintas de audio y vídeo así como facturas de teléfono y abundante documentación. La policía también registró un local que Almallah tiene alquilado en el barrio de la Concepción aunque sin resultado aparente.

Pasadas las doce y media de la noche había declarado ya uno de los dos detenidos en la localidad toledana de Ugena: Basel Ghayoun, de nacionalidad siria. El marroquí Fouad el Morabit Anghar estaba aún pendiente de comparecer ante el magistrado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Fouad, según las investigaciones policiales, pasó un tiempo en Alemania, donde intentó matricularse en una universidad de ingeniería electrónica. Tanto Fouad como Basel residían en un local en el barrio de La Concepción (Madrid) que estaba siendo reformado para una empresa de construcciones. Ambos vivían en España desde hace aproximadamente un año.

Fuentes de la Audiencia Nacional confirmaron que el juez Del Olmo había tomado anoche la decisión de dejar en libertad al marroquí Said Ahmidan, al haber podido demostrar con pruebas su declaración de que no se encontraba en Madrid el día de los atentados.

Con éstos son 20 los detenidos en relación con los atentados del 11-M. La desactivación de una mochila-bomba localizada en la estación de Pozo-Entrevías permitió lograr la pista que ha desencadenado estos arrestos. La tarjeta del teléfono móvil dispuesto en la mochila para hacerla estallar fue la pieza fundamental para los investigadores. Doce de los 20 detenidos se encuentran en prisión incondicional por esta causa en las cárceles madrileñas de Soto del Real, Valdemoro y Alcalá Meco.

De los encarcelados sólo cuatro han sido imputados como autores directos de los atentados. Se trata de Jamal Zougan, al que se acusa de ser coordinador del grupo; Abderrahim Zbakh, licenciado en químicas y del que se sospecha que pudo participar en la elaboración de los artefactos; Mohamed Bekkali, mecánico, y Mohamed Cahoui, obrero de la construcción y hermanastro de Zougan. Además del español José Emilio Suárez Trashorras, al que se acusa de haber proporcionado los explosivos a los terroristas y cuyo cuñado fue detenido ayer en Asturias.

El juez Juan del Olmo, a su llegada ayer a la Audiencia Nacional.
El juez Juan del Olmo, a su llegada ayer a la Audiencia Nacional.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS