Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ERC planteará limitar el funcionamiento asambleario del partido

Esquerra Republicana (ERC) se planteará en su próximo congreso, convocado para los días 3 y 4 de julio, limitar el modelo asambleario de funcionamiento interno. Esquerra ha pasado de tener 4.000 afiliados en marzo de 2001, cuando celebró su último congreso, a rozar los 9.000 en la actualidad. Desde las elecciones autonómicas de hace seis meses, ERC ha registrado más de 1.500 nuevos afiliados.

La tradición organizativa de ERC es el asamblearismo, que reconoce el derecho de todos los afiliados a participar en el congreso del partido y a elegir directamente a los dirigentes, incluido el secretario general. Pero el actual volumen de militancia obliga a buscar fórmulas alternativas. Y ésa será una de las cuestiones que se plantearán en la ponencia sobre la organización del partido que se debatirá en el congreso.

Entre los actuales dirigentes predomina la idea de adaptar el funcionamiento del congreso al modelo de delegados, común entre los partidos muy numerosos, como es ya el caso de ERC. Pero, al mismo tiempo, ERC se ufana de ser un partido distinto en muchos aspectos, por lo que se buscan fórmulas mixtas para que el tránsito al modelo de delegados no sea total.

El congreso tendrá que decidir también la reestructuración de la cúpula dirigente y adaptarla a la realidad actual, en la que junto al liderazgo externo del secretario general, Josep Lluís Carod, quien asume el peso de la dirección interna del partido es el diputado Joan Puigcercós.

El portavoz del partido, Joan Ridao, explicó que lo más probable es que se proponga "simplificar" el organigrama de la cúpula, que actualmente consta de presidente, secretario general, cinco vicesecretarios generales y un portavoz.

El congreso debatirá también una ponencia de estrategia política, que está siendo elaborada por los vicesecretarios generales Carles Bonet y Josep Huguet.

El congreso de CiU

Para una semana después del congreso de Esquerra está convocado el congreso de Convergència Democràtica (CDC), el partido de Jordi Pujol. Su objetivo será adaptarse a la nuevo condición de fuerza opositora, tanto en la Generalitat como en las Cortes.

La ponencia política que se someterá al congreso de CDC será elaborada por una comisión presidida por el portavoz de CiU en el Parlament, Felip Puig, de la que será vicepresidente el también diputado Francesc Homs, ex consejero de Economía en el último Gobierno de Pujol, informa Europa Press.

La ponencia de organización será elaborada por Ramon Camp; la territorial, por Dolors Batalla, y la de política europea, por Ignasi Guardans.

Artur Mas, secretario general de CDC, afirmó días atrás que una de las tareas que debe realizar ahora su partido es "descontaminarse" de la etapa de colaboración con el PP.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de marzo de 2004