Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:JOSEP CURTO | Dirigente del PP catalán

"El Partido Popular de Cataluña se encuentra en una situación dramática"

Josep Curto (Tortosa, Baix Ebre, 1947) fue diputado del PP en Cataluña durante 19 años

y ha encajado con gran decepción el revés electoral del 14-M. Pide la dimisión del presidente regional, Josep Piqué, y un congreso extraordinario para reimpulsar el partido.

Pregunta. El PP perdió votos en toda España. ¿Por qué pide la dimisión sólo de Piqué?

Respuesta. Se trata de pedir responsabilidades al máximo responsable en Cataluña, al margen de nombres y apellidos. Los resultados han sido desastrosos.

P. ¿Sólo en Cataluña?

R. Es que aquí hay una responsabilidad adicional. Si hubiésemos sufrido un descenso como el del resto de España, hoy tendríamos 10 diputados catalanes, no seis. Y viceversa: El PP habría quedado reducido a 90 diputados si hubiera caído como en Cataluña. Ante un desastre de esta naturaleza es lógico que se asuman responsabilidades. La situación del PP en Cataluña es dramática.

P. ¿Qué hizo mal el PP catalán?

R. Nos hemos equivocado en el mensaje, en el escenario de las apariciones, en la confección de las listas, en la movilización... Cuando los demás partidos ya habían designado a sus candidatos, aquí aparecía en los medios que quizá sería Piqué; después, Anna Birulés; después, Alicia Sánchez-Camacho; finalmente, Dolors Nadal. Este baile generó confusión... Pero hay más: el número uno de las autonómicas en Lleida lo ponen también en las generales; el dos de Tarragona lo pasan a las generales, ponen de número cuatro de Barcelona a la presidenta de Girona... ¿Y cuál es el resultado? No sale el diputado por Lleida, no sale el segundo de Tarragona y el PP queda como extraparlamentario en Girona y Lleida.

P. ¿No era un problema de mensaje?

R. Ahí también nos equivocamos. A la gente sólo le llegaban cosas de ERC, de Carod, del tripartito y de terrorismo. El programa no llegaba. Sólo un mensaje de confrontación. Después hubo cuestiones externas, pero si las bases hubieran estado bien armadas, habría ocurrido lo mismo que el resto de España, no una bajada tan fuerte.

P. ¿Rajoy debería dimitir?

R. No. Su descenso es muy inferior. Debe encauzar el partido para la oposición.

P. ¿A quién propondría como presidente regional?

R. Si tuviera un candidato o alguien se hubiera insinuado, no hubiera dado este paso. Sólo pido una orientación renovada.

P. ¿Usted está disponible?

R. Nunca en la vida, ni aunque me lo pidiera la totalidad del partido en toda España. Las etapas pasan y la mía ya pasó.

P. ¿Le ha transimitido a Piqué personalmente estas reflexiones?

R. No he tenido la oportunidad, aunque lo intenté.

P. Desde el partido se dice que ha hecho estas declaraciones porque aspiraba a algún cargo.

R. Esperaba ser presidente de EE UU. ¡Por favor! Ya no aspiro a ningún cargo. Con cargo electo ininterrumpido desde 1979 en el PP sólo quedábamos Manuel Fraga, Francisco Álvarez-Cascos y yo. Siento el PP como mi segunda casa y, claro está, me preocupa lo que le pase.

P. ¿Por qué no expresó sus quejas en la ejecutiva regional?

R. Porque no pertenezco a la ejecutiva. Me convocaron, pero al llegar me dijeron, de forma muy educada, que ya no formo parte de la ejecutiva, aunque ya que estaba allí podía quedarme. En esas condiciones, sin poder votar, no era pertinente ni siquiera pedir la palabra.

P. En la ejecutiva nadie exigió responsabilidades.

R. He recibido llamadas de comprensión y apoyo de cargos importantes. Pero la gente es prudente y lo comprendo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de marzo de 2004