MÚSICA

Un director inimitable

LA DISCOGRAFÍA oficial de Carlos Kleiber responde a las exigencias artísticas de un director que nunca ha hecho la más mínima concesión a las presiones del mercado musical. Una prodigiosa lectura de El cazador furtivo, con la Staatskapelle de Dresde, abrió en 1973 una relación artística con Deutsche Grammophon que arroja hasta la fecha una serie de absolutas referencias: en el terreno sinfónico, y siempre al frente de la Orquesta Filarmónica de Viena, ha grabado la Quinta y la Séptima, de Beethoven, la Cuarta de Johannes Brahms y la Tercera y la Octava de Franz Schubert. En otros sellos existen más muestras de su repertorio beethoveniano ya comentadas, a las que hay que sumar la Sinfonía número 36 de Mozart y la Segunda de Brahms, con la Filarmónica de Viena (sólo en vídeo y disco láser Philips), el Concierto para piano de Dvorák, con el gran Sviatoslav Richter como solista (Emi), la Sinfonía número 2 de Alexander Borodin y la Sinfonía número 33 de Mozart, con la Sinfónica de la Radio de Stuttgart, y La canción de la tierra, de Mahler, con la Sinfónica de Viena (registros editados por varios sellos piratas), más un reciente DVD con actuaciones históricas (TDK).

En el repertorio operístico, tras Weber llegaron memorables versiones en estudio de La traviata, con Ileana Cotrubas y Plácido Domingo, y Tristán e Isolda, con Margaret Price y René Kollo; dos producciones diferentes de El murciélago, en disco y en la Ópera de Baviera (disponible sólo en DVD), y otras dos versiones filmadas de El caballero de la rosa: en la Ópera de Baviera en 1977, con Gwyneth Jones, Lucia Popp, Brigitte Fasbaender y Karl Riddersbusch (actualmente descatalogada), y en la Ópera de Viena en 1994, con Felicity Lott, Barbara Bonney, Anne Sofie von Otter y Kurt Moll.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS