_
_
_
_

El grupo Pastora se convierte en trío y publica su primer disco de pop con bases electrónicas

Tres patas tiene Pastora, el grupo formado por dos de los hijos de Pau Riba, uno de los históricos del pop-rock catalán. Caïm se encarga de las melodías y Pauet, de las proyecciones. Con la entrada de Dolo Beltrán, el dúo pasó a ser trío, aparcó los temas instrumentales de sus dos primeros discos, y la cantante asumió la composición de las letras y de las melodías vocales. Tres personas, tres funciones: "Somos como una especie de tripartito anárquico en el que cada uno tiene claramente establecidas sus responsabilidades", aseguran los miembros de este grupo, que tenía que haber editado Pastora, su primer disco como trío, hace ya un año.

Aunque ellos no quieren hablar de este año de retraso, acaban por rememorar una historia, "que comenzó con las típicas urgencias de una discográfica. Que si hacer un clip, que si las primeras entrevistas promocionales... Entonces resulta que surgieron desacuerdos serios y lo paramos todo hasta resolverlos", dice Caïm. Las pegas estaban derivadas del deseo de la discográfica de tener parte y beneficio en los conciertos del grupo, por lo que se inmiscuyó en la selección del manager de Pastora. "No queremos recordarlo; ahora ya estamos de acuerdo y no queremos desenterrar problemas", dice Pauet, que afirma: "El manager que nos lleva es el que queremos".

Pastora, nombre tomado de la madre de Pauet y Caïm, es un grupo de pop con bases electrónicas con tendencia al downtempo y a los ritmos más relajados. Everything But The Girl no les parece una mala comparación, "queremos que nuestra música tenga un toque experimental que nos aleje de la típica banda de pop o de rock convencional", dice Caïm.

El sistema de trabajo de Pastora es otra de sus características: "Caïm me pasa varias bases, y sobre las que más me gustan comienzo a cantar una letra y una línea de voz improvisadas. No escribo nada; todo lo canto sobre el material que me pasa Caïm", dice Dolo.

La siguiente fase es la incorporación de las imágenes, responsabilidad de Pauet. "Me baso últimamente en patrones psicodélicos que me son inspirados por los temas. No busco establecer una relación directa entre el tema de las canciones y las imágenes que proyecto. Hago realimentación, multiplico los planos para buscar el espíritu escondido de las imágenes. Soy un cazafantasmas buscando el sentido último de la imagen", dice Pauet.

Otro aspecto destacable de Pastora es la forma de cantar de Dolo, "aprendida en mi barrio de Sant Boi. Yo me crié en un ambiente castellanoparlante y extremeño, y aprendí catalán a los 20 años, para hacer teatro. Al comenzar a componer letras vi que, por cuestión rítmica, me funcionaba más un pa na que un para nada; por eso me he dejado llevar por el ahorro de sílabas y de vocales en las palabras".

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_