Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

No nos falle

El 14-M me levanté temprano, a las seis de la mañana, para votar. Tenía que tomar un tren y recorrer casi 350 km de vía férrea, entre ida y vuelta, para llegar hasta la urna que me correspondía. Este esfuerzo merece la pena, pensé.

En el tren, me venían a la mente las víctimas del terrible atentado de Madrid, de donde procede mi familia materna. Yo iba en un tren del mismo tipo que aquellos que habían mutilado cientos de esperanzas. Ahora, tres convulsos días después, la cuestión era saber si España, que había demostrado en las calles un civismo y un espíritu democrático que ha fascinado a todo el mundo, respondería en las urnas.

Y así fue: el elevadísimo porcentaje de participación y el rechazo enérgico a la manipulación y la mentira me hacen pensar en dos cosas. La primera, que este país ha sabido reaccionar de forma enérgica y pacífica a la vez. Y la segunda, que sí, que el esfuerzo merecía la pena. Ahora Zapatero debe gestionar bien esta victoria, con transparencia y seriedad. Uno de los cánticos que más se escucharon la noche del 14 en Ferraz fue: "¡No nos falles!". Pues eso, no nos falle, señor Zapatero. Confiamos en usted.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de marzo de 2004