Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
INTERNET

Bit Torrent premia la solidaridad en el intercambio de archivos P2P

Fácil, rápida, legal. Son algunos de los elogios que The New York Times y New Scientist dedican a la red de intercambio P2P, Bit Torrent. Su originalidad reside en que nadie puede bajar más datos de los que sube, acabando así con el parasitismo de la mayoría de los usuarios de estas redes. Los analistas lo consideran un importante paso hacia la legalidad en las redes P2P.

El programa para conectarse a Bit Torrent es de código libre y gratuito. Hace unas semanas, The New York Times escribía sobre su creador, Bram Cohen: "Aparece como la nueva cara de la próxima ola en intercambio de archivos en Internet. Si Napster representó la primera ola y Kazaa la segunda, BitTorrent liderará la tercera. Lleva más de 10 millones de descargas".

Bit Torrent es una combinación entre una red distribuida y una red con servidor central. Las versiones más sencillas del programa cliente que permite conectarse a Bit Torrent son pequeños plug-in, que funcionan con los navegadores y sistemas operativos más populares. El usuario accede con su navegador a una de las muchas webs que ofrecen enlaces a archivos .torrent, escoge uno y el programa lo conecta a un servidor central, que controla a los que lo están descargando, para ponerlos en contacto.

Sencillo y rápido

Cohen ha ingeniado un sistema para acabar con la lentitud de descarga, uno de los principales problemas de las redes P2P: nadie puede coger muchos archivos a la vez ni bajar información si no la aporta, y a más solidaridad, más rapidez: "Cuando mucha gente descarga un archivo al mismo tiempo, intercambian entre ellos piezas de este archivo, lo que redistribuye los costes de subida y bajada, el ancho de banda, y permite colgar archivos con un potencial ilimitado en número de descargas", explica.

Bit Torrent es perfecto para la distribución de archivos que tienen gran demanda en un momento determinado, como la nueva versión de un programa o el capítulo de una serie de televisión. No sirve, en cambio, para archivos minoritarios, que pronto desaparecen. Su velocidad y que no haya esperas para descargar son las bondades que destacan sus clientes.

Al ser de código libre, grupos de voluntarios han creado más de una decena de programas cliente para Bit Torrent, como ABC, Bittorrent++ y Azureus, más complejos que el original. Krypt, padre del cliente Burst!, dice: "Veo a Bit Torrent moverse hacia una dirección más legal, para ayudar a la distribución de grandes archivos en sitios como File Planet. Además, tu dirección IP aparece por todas partes, la industria no necesita bajarse un archivo para saber qué IP lo han descargado. Bit Torrent sacrifica privacidad por eficacia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de marzo de 2004