Los proyectos de Fabra

Los grandes proyectos impulsados por el presidente de la Diputación, Carlos Fabra, desde 1996 comienzan a tener puntos en común. Entonces, en vísperas de unas elecciones generales, presentó la idea de un parque temático y un aeropuerto. Ahora, ambos proyectos convergen en dos empresas, Lubasa y PGP. La primera es una de las principales adjudicatarias de la Diputación, un grupo consolidado y de grandes dimensiones. La segunda está presente en la construcción de una zona de ocio en el puerto de Castellón, otra que se desarrolla en Burriana, el aeropuerto Costa Azahar y, ahora, en Mundo Ilusión. PGP, sociedad de la que es administrador único Pedro Gimeno, mantiene un pequeño despacho aunque sus cuentas han crecido. La sociedad se creó en 1990 con 6.000 euros como capital social que, actualmente, asciende a 900.000 euros. Mientras que en 2001 tuvo unos resultados aproximados a los 14.000 euros, en 2002, ascendieron a 700.000.

La superficie sobre la que se han presentado los programas está sometida a una suspensión de las licencias de obras que el propio Fabra solicitó al Consell. Después de criticar la "especulación" a la que estaban sometidos los terrenos, anunció su intención de solicitar el levantamiento de la concesión de licencias.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción