Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Caballos, Écija, PSOE y jamón

En Écija (Sevilla), el PSOE perdió las elecciones municipales, pero gobierna por y con un tránsfuga. ¿Qué tiene que decir de esto José Caballos?, número uno de la lista del PSOE por Sevilla al Parlamento andaluz. Su mutismo es sonoro y reverberante, su silencio, clamoroso. De su número cinco, Francisco Pérez Moreno, secretario provincial de Organización del PSOE, ya sabemos qué opina: ha tendido la alfombra roja al pseudogobierno del PSOE del señor Wic, con su tránsfuga postizo, el señor Montero. Hay alcalde, pero ¿hay decencia política? ¿No tiene el PSOE mejores políticos y mejores prácticas políticas que ofrecer a los sevillanos? Un inciso, dos instantáneas del señor Caballos en mi retina: una en Écija, en un acto de entrega de carnés del PSOE en los albores del siglo XXI, dictando al respetable un discursito de 65 minutos sobre "los señoritos" y "los cortijos"; otra, 5 de enero de 2003, día de Cabalgata de Reyes, a las tres de la tarde: el señor Caballos y su acompañante dando buena cuenta de un caro y rico plato de jamón en la terraza del lujoso restaurante "El Cairo", en Sevilla.

Bien, señor Caballos, explíquenos antes del 14-M lo de Écija, todo lo demás es cuento y palabrería. Su silencio no es el de los corderos, debe ser el silencio de los jamones, mientras en Écija gobierna el PSOE por y con un tránsfuga. ¿Es esto la segunda modernización? ¿Es esto política del siglo XXI, o de "cortijo"? Esto debe ser la "otra manera de ser, otra manera de gobernar": política de porqueriza, gobernar por y con tránsfugas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de marzo de 2004