Un ex dirigente de UDC declara que Pallerols le pagó la nómina

Forest dice que cobró tres meses cuando trabajaba para Unió

El ex coordinador general de Unió en Girona Martí Forest declaró ayer ante la juez que cuando prestaba dedicación exclusiva al partido cobró un sueldo durante tres meses a través de una empresa del andorrano Fidel Pallerols. Forest explicó que el acuerdo se lo propuso Josep Vila d'Abadal, adjunto al entonces secretario de organización de UDC, Josep Sánchez Llibre, y que dejó de cobrar por esta vía cuando en enero de 1999 aparecieron las primeras informaciones sobre el llamado caso Pallerols, que investiga desde ese año el Juzgado de Instrucción número 9 de Barcelona.

La declaración de Martí Forest es la primera que apunta de manera directa a Fidel Pallerols como fuente de financiación del partido democristiano y refuerza la tesis de la fiscalía y de la juez instructora. Ambas coinciden en que el 10% de las subvenciones para la formación de parados procedentes del Departamento de Trabajo de la Generalitat que recibieron las academias del grupo Pallerols entre 1994 y 1998 pudo desviarse para financiar a UDC. El ex diputado socialista Josep Maria Rañé y actual consejero de Trabajo cuantificó esas comisiones en 839.152 euros.

Forest explicó a la juez que en la época en la que fue coordinador general de UDC en Girona -entre 1999 y marzo de 2001- Vila d'Abadal le dijo "que no debía trabajar en balde en el partido" y le propuso cobrar un sueldo "a través de una empresa colaboradora" de Unió que resultó ser Ceifsa, que estaba a nombre de la esposa de Pallerols, Mari Creu Guerrero. En otro momento explicó que rechazó ese ofrecimiento porque estaba dado de alta como autónomo y que entonces le propusieron "dar de alta a su esposa". Ni uno ni otro realizó nunca ningún trabajo para Ceifsa, según explicó.

60.000 pesetas mensuales

Finalmente, la esposa de Martí Forest estuvo contratada los meses de noviembre y diciembre de 1998 y enero de 1999, y percibió 60.000 pesetas mensuales. La contabilidad intervenida a Pallerols por la Guardia Civil refleja que los pagos fueron de 120.000 pesetas. Furest, que pertenece al llamado sector crítico de UDC, también declaró que cuando se empezó a airear el caso Pallerols en los medios de comunicación telefoneó a Sánchez Llibre y éste le dijo "que no se preocupara, que estuviera tranquilo porque no pasaba nada y que le darían de baja y lo arreglarían de otra manera". Sánchez Llibre declinó ayer realizar cualquier comentario.Jordi Casas, portavoz de UDC, difundió anoche un breve comunicado en el que asegura que las declaraciones de Martí Forest sobre "una supuesta intervención de Vila d'Abadal y otros dirigents del partido (...) son absolutamente falsas". Unió anuncia también que "en el momento oportuno se ejercitarán les acciones pertinentes en defensa de la honorabilidad de las personas en cuestión y del partido".

Ayer también declaró ante la juez en calidad de testigo Josep Maria Núñez, gerente de Unió desde enero de 2000, quien explicó que cuando se realizaba algún acto del partido y se recaudaba dinero se lo entregaba al empleado de UDC Guillem Arresté para que lo ingresara en la cuenta de la organización. El abogado defensor Manuel González Peeters preguntó en un momento de la declaración de qué importe eran esas cantidades. "Se trataba de cantidades en torno a un millón de pesetas, aunque no siempre. Más o menos era a partir de esta cantidad", dijo el testigo

Josep Maria Núñez no aclaró ante la juez quién era el usuario habitual de un teléfono móvil a nombre del partido que ha investigado la Guardia Civil y desde el que supuestamente habló Josep Sánchez Llibre con el empresario Fidel Pallerols.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0003, 03 de marzo de 2004.

Lo más visto en...

Top 50