La luz de Alcalá

- Cómo llegar. Desde Alcalá de los Gazules se sigue la carretera en dirección a Patriste. A unos cinco kilómetros, al final de Patriste, empieza el sendero. Transcurre en una vía pecuaria, y se tarda aproximadamente una hora en recorrerlo. Pero hay que hacerlo andando. Las piedras del camino impiden el paseo en bicicleta.

- Qué ver. Muy cerca de la Pasada del Canto está Alcalá de los Gazules. Es un pueblo muy luminoso en el que el trazado y el desnivel de sus calles estrechas contrastan con la amplitud de sus plazas. En 1984 fue declarado Conjunto Histórico-Artístico por haber sabido mantener su fisonomía tradicional. Es un pueblo de origen romano, que aún conserva restos visigodos y de su pasado musulmán. Durante esta época se le denominó Qalat at Yazula y se construyó un castillo, del que aún perduran restos. Durante la guerra de la Independencia sufrió muchos daños, pero queda en pie el torreón y la Puerta de la Villa, que ha sido reformada. Otro de los puntos de interés es la ermita de Nuestra Señora de los Santos, a cinco kilómetros.

- Otras rutas. Otro de los caminos del Parque Natural de Los Alcornocales es la ruta del Picacho, de 74 kilómetros. Desde allí se puede ver la sierra e incluso el mar, pero tiene pendientes muy duras. La ruta está en el kilómetro 65 de la carretera Jerez-Los Barrios.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS