Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

El problema de la vivienda

Colmenar Viejo, Madrid

El problema de la vivienda se explica fácilmente con una sencilla regla de tres, matemáticamente directa, si bien en este país, siempre uno, grande y diferente, inversa. Veamos: ¿si en España hace unos años, cuando los intereses de las hipotecas se situaban por encima del 11% (no hace falta decir que debido a la mala gestión de los gobiernos socialistas), éstas se amortizaban en 10, 12 o a lo sumo 15 años, actualmente, con los intereses situados en un 3%, en cuánto tiempo se amortizarán? Señalar la respuesta correcta.

Primera: en menos años. Segunda: en 30 años y siempre gracias a los bancos, que son comprensivos. Tercera: los promotores de vivienda, como buenos empresarios, que no especuladores, maximizan siempre su beneficio. Cuarta: los compradores son masoquistas. Quinta: el Gobierno, impasible el ademán y su ínclito presidente hablando en tejano. Sexta, y no por ser la última menos probable: el suelo, al igual que los diamantes, es escaso. De Madrid a Cuenca sólo hay agua.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de febrero de 2004