Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones 2004

IU defiende la cultura crítica del "no a la guerra" frente a la "visión mercantil" del PP

Gaspar Llamazares se rodeó ayer de algunos de los principales representantes del mundo de la cultura que encabezaron la protesta contra la guerra para presentar el programa de Izquierda Unida en esta materia. Como oferta estrella, el coordinador general de la federación de izquierdas propone aumentar el porcentaje del presupuesto dedicado a Cultura del actual 0,6% hasta un 1%.

Pero sobre todo debe cambiar, según Llamazares, la orientación de la política cultural. Frente al modelo del PP, que "considera la cultura como una cuestión mercantil", regida, por tanto, sólo por la ley de la oferta y la demanda, el líder de IU reivindicó la cultura crítica, representada por el movimiento de Cultura Contra la Guerra. "Ellos han contribuido a la cultura política española más que muchos discursos", comentó Llamazares tras agradecer su papel.

Hasta los jardines del Retiro, en Madrid, donde se presentaba el acto, habían acudido, entre otros, los actores Pilar Bardem, Juan Diego Botto o Kitty Manver; los escritores Almudena Grandes, José Manuel Caballero Bonald o Luis García Montero, o el showman Leo Bassi.

Excepción cultural

García Montero criticó sin nombrarlos a los socialistas porque, en su opinión, al acercarse las elecciones han demostrado que "tienen vergüenza de sentirse de izquierdas" y, para probarlo, recordó su propuesta de bajar el impuesto de sociedades en la parte que afecta a las grandes empresas.

Entre las ofertas de Izquierda Unida sobre cultura y comunicación destaca el regreso a la gratuidad de todos los museos y al patrimonio arquitectónico bajo control público; la reducción del IVA al 4% para libros, periódicos, discos, vídeos y entradas de cine y teatro y la gratuidad de todas las llamadas locales.

IU también defiende, como los socialistas, aplicar en España el modelo de la excepción cultural ideado por los franceses. Con ello se garantizaría una cuota mínima de pantalla para el cine español que defendería la producción nacional frente a la apuesta del PP, según Llamazares, por los intereses de las grandes distribuidoras estadounidenses. "La política cultural de la derecha se ha basado en el 'que inventen ellos', en este caso que creen ellos para consumir nosotros", reprochó.

Izquierda Unida también presentó ayer su programa de Justicia. El coordinador general considera que durante los últimos cuatro años, con la mayoría absoluta del Partido Popular, se ha producido "una verdadera involución democrática y una contrarreforma que ha desmantelado" los elementos de garantía en España. Frente a esta situación, Izquierda Unida propone una descentralización de la administración de Justicia y una ley especial para evitar que el Ejecutivo pueda controlarla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de febrero de 2004