Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

El Palacio de los Enríquez

El 6 de octubre del 2003 la señora delegada de Cultura de la Junta de Andalucía, ante las denuncias de asociaciones y particulares, lanzaba a bombo y platillo que se actuaría de oficio en el palacio de los Enríquez si los dueños no restauraban las cubiertas del inmueble, cumpliendo lo que marca la Ley del Patrimonio y lo que desde la asociación Baza Histórica se le viene pidiendo desde 1995. Ésta era la séptima u octava ocasión en los últimos 10 años que la Junta prometía una intervención en este palacio. Han pasado tres meses de las declaraciones de la delegada, no se ha hecho nada y ya han empezado nuevos hundimientos en la única ala del conjunto monumental que no estaba ruinosa, la galería norte que da al caz. Mientras tanto, la ruina avanza en el resto del palacio, la torre que ha perdido en los últimos meses gran parte de las tejas de levante y su armazón mudéjar se está pudriendo. En cuanto al ala de la servidumbre mejor ni hablar, no hay quién se atreva a entrar allí.

En estos últimos 10 años lo único que ha hecho la Junta es anunciar intervenciones que nunca llegan porque éstas las están realizando en otros palacios andaluces. La primera de la promesas fue realizada en noviembre de 1995 tras la denuncia de los hundimientos de principios de los noventa. En octubre de 1999 y posteriormente en el 2000, 2001 y 2002 la Junta cambió de estrategia anunciando un plan a negociar con los dueños, nos hablaba de una hipotética fundación. En febrero del 2003, ante las municipales, la delegada afirmaba que los estatutos de la fundación ya estaban consensuados con los dueños del inmueble, que tan sólo faltaba llevarlos a pleno y presentarlos ante la Junta, y que inmediatamente se empezaría a actuar. En diciembre del 2003, varios partidos políticos pidieron presupuestos para el palacio y los otros BIC que se están hundiendo en la ciudad, y la Junta, como hace todos los años, se ha negado.

¡En fin!.., el palacio de los Enríquez de Baza, levantado por los tíos de los Reyes Católicos, uno de los mejores palacios del siglo XVI de Andalucía, sigue hundiéndose tras 10 años de ruina al igual que la mayoría de los BIC de la ciudad (Alhóndiga, Alcazaba, Jerónimos). Que conste que esta carta, además de exponer los nuevos hundimientos en el palacio, es una petición a la Junta para que nos informe públicamente de qué va hacer, pues jamás lo hace por escrito a pesar de que se lo pedimos constantemente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de febrero de 2004