Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:FÚTBOL | 25ª jornada de Liga

El Zaragoza se sacude los nervios

El Zaragoza y el Villareal se intercambiaron los papeles. Parecía que el conjunto aragonés luchaba por puestos europeos y que lo del descenso a Segunda era cosa del equipo castellonense.

El Zaragoza olvidó los nervios y la tensión ayudado por el tempranero gol de Ponzio, a los dos minutos del encuentro. Arriesgó y tuvo premio. El medio se atrevió con un lanzamiento desde casi 30 metros de la portería y su disparo pilló desprevenido a Reina. El Villareal no supo responder al envite, y su hombre más adelantado, José Mari, se perdía en continuos fueras de juego.

El Villareal perdía balones en el medio que aprovechaba para crear un juego veloz el Zaragoza. Riquelme apenas participó. Una circunstancia que lastró a su equipo. Por el contrario, Movilla conectaba a la perfección con Cani.

ZARAGOZA 4 - VILLARREAL 1

Zaragoza: Láinez; Cuartero, Alvaro, Milito, Toledo; Ponzio, Movilla; Galletti (Generelo, m. 67), Cani, Dani (Pirri, m. 76); y Villa (Juanele, m. 84).

Villarreal: Reina; Ballesteros, Álvarez, Arruabarrena, Belletti; Martí, Josico (Anderson, m. 69); Guayre, Román; Víctor (Collocini, m. 45) y Jose Mari (Javi Venta, m. 45).

Goles: 1-0. M. 2. Ponzio, de tiro raso. 2-0 M. 20. Cani aprovecha un rechace. 3-0 M. 38. Dani, desde el borde del área a la media vuelta. 3-1 M. 63. Riquelme, de penalti. 4-1 M. 79. Villa de una fuerte volea tras un pase cruzado de Cani.

Arbitro: Téllez Sánchez. Amonestó a Ponzio, Milito, Guayre y Marti. Expulsó por doble amarilla a Quique Álvarez (m. 21) y a Cuartero (m. 62).

Unos 30.000 espectadores en La Romareda.

Estaba claro que algo había cambiado en la mentalidad de los hombres de Víctor Muñoz: se creían capaces de jugar al fútbol y de probar suerte de cara al gol.

Con esa convicción, Dani, recién desembarcado, logró su primer tanto con la camiseta del Zaragoza esta temporada. Tras un fallo de la defensa rival, el delantero, que ya había estrellado un balón en el poste, no perdonó. Los seguidores del equipo maño se restregaban los ojos para mirar el marcador, el más abultado de la temporada a favor del Zaragoza.

Benito Floro dejó muy claras sus intenciones al inicio de la segunda parte al dejar en el banquillo a Víctor y Jose Mari, con lo que Guayre se quedaba solo ante el peligro. Pero, paradójicamente, el Villareal comenzó a presionar mucho más.

Sin embargo, lo mejor para el equipo aragonés estaba por llegar. Movilla y Cani acercaron el balón al área para que el delantero Villa levantara de sus asientos a la afición zaragocista. Remató en el aire el pase cruzado de Cani, consiguiendo el cuarto gol.

El último toque de surrealismo de la tarde lo puso Víctor Muñoz, cuando sacó, por primera vez en la temporada, a Juanele. Un jugador olvidado para Paco Flores, y que no se ha marchado del Zaragoza por no llegar a un acuerdo en su finiquito con la directiva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de febrero de 2004