La CNE cuestiona las tarifas conjuntas de luz y gas que ofertan las empresas

La Comisión Nacional de la Energía(CNE) ha cuestionado la forma en la que las grandes empresas energéticas están haciendo ofertas a sus clientes para rebajar los precios que aplican si contratan en un mismo paquete la luz y el gas. Según el organismo que preside Pedro Meroño, dichas ofertas podrían vulnerar la Ley de Competencia Desleal de 1991 y la Ley de Defensa de la Competencia de 1989.

En un informe hecho público ayer, la CNE sostiene que una compañía, por ejemplo eléctrica, no puede utilizar su base de datos de clientes para ofrecerles un paquete de electricidad y gas y que su filial comercializadora en el sector gasista se beneficie así de datos que deberían permanecer en espacios estancos.

Más información

La argumentación de la CNE se basa en que jurídicamente, las actividades de distribución de electricidad y comercialización de gas (o viceversa) deben estar separadas. De esta forma, la cada vez más habitual oferta de rebaja de precios a través de la factura de electricidad o de gas por la contratación del paquete completo a la misma empresa queda en entredicho.

El informe de la CNE sostiene que "los distribuidores, tanto de electricidad como de gas, deben dedicarse en exclusiva a esa actividad y, por lo tanto, un distribuidor de electricidad no puede realizar, en ningún caso, ofertas de gas y viceversa, pues ello podría ser considerado contrario a los principios de separación de actividades" que establecen La Ley Eléctrica de 1997 y la Ley de Hidrocarburos de 1998.

Sin mezclas

Así, cada empresa del grupo deberá hacer la oferta que considere conveniente, por separado y sin mezclar, ya que, según la CNE, en caso contrario "esta actuación podría, además, generar confusión en el consumidor, puesto que no diferencia entre el distribuidor y el comercializador y esta confusión podría ser aprovechada por la comercializadora para capturar a los clientes de la distribuidora de su mismo grupo".

El órgano supervisor tampoco está muy conforme con las facturas que emiten las empresas. En su opinión "deberían indicar, en primer lugar, quién es el sujeto responsable de la oferta conjunta de electricidad y gas anunciada" y además "si los descuentos ofertados son de aplicación sobre las tarifas establecidas mediante Real Decreto o por el contrario se refieren a precios libres que se sitúan por debajo de los que recibiría el consumidor si siguiera acogido a la tarifa regulada".

La liberalización del mercado (gas y electricidad) desde principios del pasado año ha desatado una guerra entre las grandes compañías, activas en los dos negocios, tanto para no perder clientes como para arrebatarlos a los competidores. Las ofertas de tarifas más baratas si se contratan los dos servicios a la misma compañía se multiplican, tanto por carta como por teléfono.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 19 de febrero de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50