Los funcionarios suspenden sus protestas tras llegar a un principio de acuerdo con el Ayuntamiento de Cádiz

Los sindicatos municipales del Ayuntamiento de Cádiz -UGT, CCOO, Autonomía Obrera y el Sindicato de Policía Local (SPL)- y el gobierno local, del PP, alcanzaron ayer un principio de acuerdo sobre el nuevo convenio colectivo de los casi 600 funcionarios del consistorio gaditano. Los trabajadores decidieron suspender de inmediato el calendario de movilizaciones de protestas que tenían aprobado por el conflicto laboral que les enfrentaba a la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, desde hace casi dos años.

A este principio de acuerdo se llegó en el momento más crítico del enfrentamiento, cuando ambas partes más se habían distanciado, habían intercambiado denuncias, e incluso habían emprendido agresivas campañas de publicidad en las emisoras de radio gaditanas en las que criticaban la actitud del contrario.

El principio de acuerdo se alcanzó en sólo cuatro horas de negociación entre los representantes sindicales y el teniente alcalde delegado de personal, Ignacio Romaní.

El pacto contempla un aumento salarial que permite a los funcionarios recuperar "gran parte" del poder adquisitivo perdido en los últimos años, según informó ayer el secretario de la Junta de Personal y portavoz del comité de huelga, Sebastián Martínez.

Según detalló, el incremento salarial supondrá a las arcas locales una media de entre 180.000 y 240.000 euros por cada uno de los cinco años de vigencia del convenio.

La mitad del dinero

Esta cifra es aproximadamente la mitad de los 2,4 millones en los que cifraba el Ayuntamiento el incremento que pedían los funcionarios. "La alternativa para equilibrar el dinero que hemos ido perdiendo año a año es bastante satisfactoria. No es el dinero que decía el consistorio. Es bastante menos. Es una cosa muy razonable", explicó Martínez, quien valoró el acuerdo alcanzado: "Está claro que no había tanta diferencia entre las partes. Sólo hacía falta un poco de voluntad de negociar. Hemos hecho un esfuerzo los sindicatos porque queremos una paz social y creemos que el acuerdo es lo suficientemente satisfactorio para que tenga una vigencia tan larga".

Asimismo, los funcionarios logran otras demandas laborales y sociales, como un plan de reclasificación de todos los grupos de trabajadores para que se les reconozca su categoría profesional y planes de pensiones con aportación inicial exclusiva del Ayuntamiento. Según Martínez, este acuerdo "va a redundar en la prestación de los servicios públicos".

El primer teniente alcalde, Enrique García Agulló, valoró por la mañana el posible acuerdo entre las partes. "Era lo que deseábamos por el bien del Ayuntamiento y la ciudadanía", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 05 de febrero de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50