Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

José Luis Castillo-Puche, escritor, periodista y profesor universitario

El escritor y periodista murciano José Luis Castillo-Puche Moreno, nacido en Yecla en 1919, que fue en dos ocasiones Premio Nacional de Literatura, así como candidato cuatro veces a miembro de la Real Academia Española, falleció la madrugada del domingo al lunes en la clínica Moncloa de Madrid a consecuencia de una neumonía, tras llevar ingresado desde el 17 de enero. Este escritor, periodista, profesor de Redacción en la Facultad de Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), mantuvo entre sus amigos al literato norteamericano Ernest Hewingway, sobre el que escribió Hemingway entre la vida y la muerte y Hemingway, in Spain.

Este murciano conoció además a Azorín y Pío Baroja, quienes marcaron su carrera literaria. Castillo-Puche escribió además Sin camino en 1946, su primera novela, en la que refleja el fracaso de su vocación sacerdotal. Este trabajo fue censurado por el Gobierno franquista hasta 1963, fecha en la que pudo difundirse en España. Con anterioridad había publicado Memorias íntimas de Aviraneta o Manual del conspirador (1953), Misión a Estambul y Con la muerte al hombro, ambas de 1954. Con el pseudónimo de Gracián Loaysa publicó una serie de novelas: El vengador, Hicieron partes, Paralelo 40, Oro blanco, El perro loco; y de ensayos: Diario íntimo de Alfonso XIII, El Congo estrena libertad, Guía de la Costa Blanca y Costa de la Luz. En su faceta de periodista, Castillo-Puche fue colaborador de los diarios madrileños Abc y Ya, y en 1967 ingresó en Informaciones como jefe de sección, y, tras escribir un artículo en 1967 sobre los secretos oficiales, le trasladaron a Nueva York como corresponsal del diario.

Pese a su amplia carrera profesional, no logró acceder a la Real Academia Española, ya que en diciembre de 1984 intentó por tercera vez acceder a un sillón, pero fue Julio Caro Baroja el elegido. Tres años después, en enero de 1987, volvió a ser candidato a la Real Academia, en la que compitió con Antonio Mingote y Caballero Bonald, sillón que obtuvo Mingote. En junio de 1991 los representantes de su pueblo natal, Yecla, le aclamaron Hijo Predilecto de la Ciudad, aunque no siempre la relación de este escritor fue tan dulce con su tierra natal. Castillo-Puche tuvo que huir de Yecla a mediados de los años cincuenta desterrado y "perseguido por las fuerzas vivas de entonces, más bien fanáticas", aseguró cuando, según sus propias palabras, "yo lo único que hice fue intentar descifrar mi pueblo". El motivo fue que los vecinos se molestaron por algunos de sus artículos, y especialmente con su novela Con la muerte al hombro, obra que recibió grandes elogios de Hemingway, aunque no dejara bien parada a la Hécula (Yecla) de aquellos años cincuenta, a la que calificó de "tierra tosca" y "luto cotidiano". Castillo-Puche afirmó que "lo que ha pasado conmigo y con mi pueblo es un buen ejemplo de lo que han cambiado las cosas en nuestro país". Hay que resaltar que en una de las obras escribió que "ya que los domingos en Hécula no pasa nada, la gente se suicida". Ayer, el presidente de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, decretó tres días de luto oficial, a partir de hoy, con motivo del fallecimiento en Madrid del escritor yeclano.

La trayectoria de este escritor fue reconocida con numerosos galardones, como el Premio Dirección General de Periodismo (1953), el Premio de Bellas Artes de Cultura Hispanica (1955), el Laurel de Novela Católica (1957) y el Premio Nacional de Literatura Miguel de Cervantes (1958). La editorial Tabla Rasa publicará en marzo su novela póstuma Roma, ramera y romero, según explicó ayer el presidente de dicha editora, Osman Vega, que aseguró que "esta novela se caracteriza por una indagación narrativa y bastante personal", y que la historia se mueve en un escenario de denuncia contra el mundo y submundo vaticanos.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de febrero de 2004