La ejecutiva del PNV de Guipúzcoa recorta las funciones de su secretario, alineado en el sector de Joseba Egibar

La ejecutiva del PNV de Guipúzcoa, el Gipuzku Buru Batzar (GBB), ha recortado gran parte de las funciones que tenía su secretario, Eneko Goya, al considerar que había incurrido en "graves deslealtades" durante las recientes elecciones internas a la dirección del partido, en las que concurría como candidato en la lista de Joseba Egibar.

Según la decisión acordada entre el presidente del GBB, Juan María Juaristi, y el afectado el pasado 23 de enero, Eneko Goya mantendrá su labor de secretario de actas de las reuniones, su asesoría en la Diputación foral y su despacho, durante los cuatro meses que restan a la actual ejecutiva. Pero ha sido relevado de las funciones de confianza, especialmente las relaciones con las Juntas Generales y otras instituciones, que venía ejerciendo.

Son varias las "graves deslealtades" durante la campaña interna de las que sus compañeros de ejecutiva acusan a Goya. Entre ellas, el envío interno, el 8 de octubre, de un escrito, con el sello del GBB y sin previa consulta a sus integrantes, en el que se afirmaba que esta ejecutiva era contraria a la presentación de Imaz como candidato a suceder a Arzalluz. También le reprochan que distorsionara datos de resultados en este proceso y, más reciente, que intentara sacar documentos de la sede de la ejecutiva guipuzcoana. Este incidente fue el que precipitó el recorte de sus funciones, seguran fuentes del GBB.

Eneko Goya es el hombre de confianza de Egibar en el GBB, después de que éste se distanciara de los hombres fuertes de la ejecutiva guipuzcoana, Juaristi y Pello Etxeberria. Formado en las juventudes de EGI, donde fue liberado, Goya accedió hace ocho años al GBB y desde hace cuatro desempeña el cargo de secretario. Ha sido candidato al EBB en el proceso electoral interno, formando parte de la candidatura promovida por Joseba Egibar, que obtuvo entre la afiliación guipuzcoana una amplia mayoría, cercana al 75%, sobre la de Imaz. Goya quedó empatado con el guipuzcoano Markel Olano, ya miembro del EBB, y detrás de Gorka Agirre. Estos dos últimos han resultado finalmente elegidos y seguirán formando parte de la ejecutiva nacional.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS