Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA SEGURIDAD DE LAS TROPAS ESPAÑOLAS EN IRAK

El Rey aboga ante el Cuerpo Diplomático por que "el pueblo iraquí ejerza su soberanía cuanto antes"

El Rey afirmó ayer respecto a la presencia militar española en Irak que allí "hemos de concentrar nuestros esfuerzos comunes para que el pueblo iraquí ejerza su soberanía cuanto antes. (...) A todos nos interesa la estabilidad de Irak". Ante los cerca de 140 integrantes del Cuerpo Diplomático acreditado en Madrid, don Juan Carlos afirmó que España está comprometida con mantener la paz y la seguridad internacionales "conforme a los propósitos y principios de la Carta de Naciones Unidas". Don Juan Carlos reclamó un "redoblado esfuerzo de cooperación internacional" tanto para luchar contra la "brutal amenaza" del terrorismo como para garantizar que España siga siendo un país "abierto, dinámico y solidario".

En la recepción a los embajadores extranjeros en el Palacio Real, el Rey estuvo acompañado por la Reina y por el príncipe de Asturias, así como por el presidente del Gobierno, José María Aznar, y su esposa, Ana Botella, y la ministra de Asuntos Exteriores, Ana Palacio.

Don Juan Carlos reiteró los elogios que ha dedicado en sus últimos discursos institucionales a la Constitución, que "ha permitido", dijo ayer, "modernizar España", impulsar sus relaciones políticas, económicas y culturales, y ha sido "la clave para explicar las nuevas responsabilidades de España en el mundo". Tras señalar que "2003 ha vuelto a estar marcado por los trágicos efectos del terrorismo", citó los atentados contra españoles en Casablanca, Estambul e Irak, y reclamó "un redoblado esfuerzo de cooperación internacional" para combatir el terrorismo desde el Estado de Derecho.

El Rey elogió las labores de mantenimiento de la paz y en favor de la seguridad que realizan miembros de las Fuerzas Armadas y de los Cuerpos de Seguridad en los Balcanes, en Afganistán e Irak, y recordó especialmente a quienes han perdido la vida en esas misiones. Don Juan Carlos se refirió a continuación al comandante Gonzalo Pérez García, gravemente herido ayer en la localidad iraquí de Al Hamsa, a quien envió "todo nuestro afecto y solidaridad".

Respecto al Magreb, don Juan Carlos expresó el deseo de estrechar lazos y "tejer un entramado de intereses comunes, cada vez más sólido y perdurable".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de enero de 2004