Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ikea espera recibir 100.000 visitas en su centro de Sevilla durante los cuatro primeros días

La compañía sueca prevé facturar 100 millones anuales con su primera tienda andaluza

A seis días de la apertura de su primera tienda en Andalucía, la compañía Ikea tiene ya a punto un programa de actos y una campaña de lanzamiento en la que ha invertido 1,2 millones de euros. La multinacional sueca, líder mundial en la venta de muebles y accesorios de decoración para el hogar, espera recibir 100.000 visitas durante los cuatro primeros días de apertura de su centro en Sevilla, por lo que la empresa, la Policía Local y la Guardia Civil han previsto un dispositivo especial de seguridad y tráfico. IKEA calcula facturará 100 millones de euros a partir del tercer año.

Ikea abrirá el próximo día 21 su quinta tienda en España y la primera en Andalucía. El local, ubicado en el municipio sevillano de Castilleja de la Cuesta, ocupa una parcela de 23.000 metros cuadrados con una superficie comercial de 16.000 metros distribuidos en dos plantas por las que, según los cálculos de la compañía, pasarán 100.000 personas entre el miércoles y el domingo próximos.

La compañía, en colaboración con la Guardia Civil y la Policía Local de Castilleja y Tomares, pondrá en marcha un dispositivo de seguridad y tráfico. Para poder abrir sus puertas, la empresa ha tenido que ampliar los accesos a la zona tras las quejas recibidas por los alcaldes de las localidades vecinas, que temían que la afluencia masiva, sobre todo los fines de semana, terminara por colapsar unas carreteras ya de por sí sobrecargadas de tráfico. El edificio cuenta también con un aparcamiento subterráneo gratuito para 2.700 vehículos.

La compañía líder mundial en mueble y decoración ha invertido 50 millones de euros en su centro de Sevilla y ha creado 350 empleos directos y 50 indirectos. Una vez pasada la afluencia en masa de los primeros días, la compañía prevé que la tienda recibirá entre un millón y medio y dos millones de visitas anuales procedentes de toda Andalucía e incluso del Algarve portugués. Según los estudios de mercado realizados por la empresa, el 2% de los clientes que reciben las tiendas de Madrid y de Barcelona proceden ya de Andalucía, donde, según el director del centro sevillano, ha encajado especialmente el "concepto Ikea".

La tienda de Castilleja de la Cuesta funcionará exactamente igual que el resto de los centros de la compañía. "El cliente mira, apunta y coge", explica Sofía Rodríguez-Sahagún, directora de marketing, en referencia al sistema de venta de la compañía. La planta alta del centro funciona como exposición y en ella se exhiben todos los muebles y los complementos y se ofrecen soluciones completas para cada habitación de la casa. Durante su paseo, el cliente apunta en una tarjeta de compra el código de referencia del producto que le interesa. La planta inferior es un inmenso almacén autoservicio en la que el comprador coge los artículos que ha seleccionado.

Los productos se venden desmontados en cajas planas. La idea es que el cliente se los lleve a casa y los monte, aunque la tienda ofrece también servicio de transporte y montaje. El secreto del éxito parte, según Rodríguez-Sahagún, en la reducción de costes aplicada a lo largo de toda la cadena de mercado, desde los diseñadores de la mercancía al comprador, pasando por el transporte y los proveedores, con los que firman contratos a largo plazo.

En 2003, la compañía, con 86 centros en 31 países, facturó 11.300 millones de euros y recibió 310 millones de visitas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de enero de 2004