Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las patronales critican la reacción de la Generalitat en el 'caso Philips'

Las patronales catalanas Pimec-Sefes y Cecot criticaron ayer las declaraciones del conseller en cap de la Generalitat catalana, Josep Lluís Carod, quien reaccionó a la decisión de Philips de cerrar su planta de luminarias de La Garriga (Barcelona) asegurando que en Cataluña se ha acabado la "impunidad empresarial".

Para el presidente de Pimec-Sefes, Josep González, "el problema de fondo no es que las empresas se quieran marchar, sino que hay una pérdida de competitividad. Se podrán aplicar todos los mecanismos legales, pero este tipo de declaraciones sólo crean alarma en las empresas que quieran invertir". En esta misma línea, remarcó que "muchas empresas vinieron aquí porque se habían deslocalizado de otros sitios", por lo que, con la "teoría" del Ejecutivo catalán, las compañías extranjeras "nunca habrían venido a España", aprovechando los menores costes laborales.

Para el presidente de la Cecot, Eusebi Cima, las declaraciones del lunes de Carod son "desafortunadas", más "por las formas que por el contenido". Cima lamenta que las palabras de Carod hagan pensar que todos los empresarios son unos "facinerosos" y añadió que no hay impunidad porque tanto empresarios como trabajadores tienen que cumplir la ley.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de enero de 2004