Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Signos

Un estudio saca del olvido al poeta andalusí Abil-Jisal

Ibn Abil-Jisal, un poeta y erudito nacido en una pequeña aldea de la jiennense Sierra de Segura y afincado posteriormente en Córdoba, fue considerado el último sabio de Al-Ándalus. Fragmentos de sus obras en prosa y en verso centraron algunas de las más importantes fuentes árabes posteriores, aunque su vida y trayectoria literaria apenas se conocían. Ahora, gracias al estudio de la profesora Aishah Mubarak, de la Universidad de Kuwait, y publicado en el primer número de Anales de la Sierra de Segura, que edita la asociación cultural del mismo nombre, han salido a la luz aspectos inéditos de este afamado escritor de la Cora de Jaén.

Los orígenes de Abil-Jisal se sitúan en el año 1072 en Furgalit, nombre que se corresponde con la actual aldea de Las Gorgollitas, en el término municipal de Santiago-Pontones, perteneciente al distrito de Segura, que formó parte de la Cora de Jaén y en ocasiones constituyó un reino de taifa propio. De él desvela la profesora Aishah Mubarak que desde niño tuvo gran gusto por el estudio, por lo que viajaba a Jaén para asistir a las clases del famoso profesor de Úbeda Abul-Hassan. También estudió en Córdoba, centro de la ciencia de Al-Ándalus. Tuvo fama de buen katib (secretario) y de conocedor de muchas ramas del saber, por lo que su fama atrajo gran número de alumnos que asistían a sus clases que impartía en su casa de Córdoba.

Manuscritos inéditos

La obra del poeta jiennense se conserva en su mayoría en manuscritos inéditos y muchos están en la Biblioteca General de Rabat y en la de El Escorial. La profesora Aishah Mubarak ha llegado a recopilar hasta 22 obras con fragmentos de cartas y versos. De su obra destaca "el estilo de sus cartas, elegante, culto, donde la retórica alcanza altas cimas". Y añade: "su estilo se ciñe más al modo de Al-Ándalus y del Magreb que al de Oriente". Su muerte se produjo en 1146 en Córdoba, asesinado por los beréberes Masmuda. "Con la muerte de Abil-Jisal, maestro de toda clase de ciencias, Al-Ándalus sufrió una gran pérdida", asegura la profesora Mubarak, que ha realizado su tesis doctoral sobre el sabio jiennense.

La revelación de datos inéditos de Abil-Jisal es una de las grandes aportaciones que hace la publicación Anales de la Sierra de Segura, un proyecto cultural y literario que tiene su antecedente más inmediato en la revista Bujaraiza, que en el año 1978 editó la misma asociación cultural. Su presidente, el catedrático de la Universidad Complutense Emilio de la Cruz Aguilar, justifica la reaparición de esta publicación (que consta de 270 páginas) en el "patrimonio cultural de primer orden de la población serrano-segureña que necesita ser inventariado e investigado con profundidad, solvencia y garantía".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de enero de 2004