Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un tribunal de Sevilla juzga un secuestro vinculado a la financiación de salafistas

El fiscal pedirá mañana ocho años de cárcel para un hombre acusado de secuestrar a otro para que delatase al autor de un "soplo" a agentes de la policía para desbaratar un desembarco de droga de 2.000 kilos. Este alijo iba destinado, según declaró la víctima, a la financiación de los Grupos Salafistas para la Predicación del Combate, que en España apoyan al terrorista saudí Osama Bin Laden.

El escrito de acusación del fiscal relata que el acusado J. A. P. M., de 38 años, participó el 19 de julio de 2000 en el secuestro del portugués J. A. A. L. y del español J. M. G. C., a los que pretendía sacar información sobre un supuesto chivatazo a la Policía en una operación de droga. El portugués fue intimidado con una pistola y trasladado a distintas viviendas de Carmona (Sevilla), Tuy (Pontevedra) y Gines (Sevilla). De este último domicilio logró escapar nueve días después del secuestro, en la medianoche del 27 de julio de 2000.

Alijo de 2.000 kilos

El español secuestrado apareció unos días después muerto en Mijas (Málaga). El portugués dijo en sus primeras declaraciones a la Policía que la operación de droga desmantelada en el sur de España, consistente en un alijo de 2.000 kilos de hachís, estaba destinada a financiar a los Grupos Salafistas, una organización vinculada a Al Qaeda, que nació de una escisión del Grupo Islámico Armado (GIA) de Argelia.

No obstante, este testigo no ha confirmado nunca su versión ante la justicia porque se encuentra en paradero desconocido y no acudió al juicio que la Sección Primera de la Audiencia de Sevilla celebró en 2003, cuando condenó a otro de los autores del secuestro, el español J. A. C. L. Ni la sentencia emitida entonces ni el escrito del fiscal hacen referencia a esta presunta vinculación con Bin Laden, a la que tampoco se aludió durante la celebración del anterior juicio, aunque sí se demostró la vinculación de este caso con el cadáver aparecido en la localidad de Mijas.

El presunto secuestrador que será juzgado mañana se encontraba en paradero desconocido hasta que fue detenido hace unos meses y el fiscal pedirá para él, en la vista que celebrará la Sección Primera de la Audiencia de Sevilla, seis años de cárcel por un delito de detención ilegal y otros dos por tenencia ilícita de armas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de enero de 2004