Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP se desvincula de Ángel Fenoll en Orihuela

Los socialistas dicen que el pliego es un traje a medida para la firma Ingeniería Urbana

El PP de Orihuela elabora un nuevo pliego para la contrata de recogida de basuras, cuya primera consecuencia será la retirada del servicio al empresario afín a los populares Ángel Fenoll y a la firma Necso, titulares del mismo desde 1988, cuando el entonces alcalde y luego consejero de Obras Públicas Luis Fernando Cartagena, del PP, se los adjudicó a dedo.

Cartagena adjudicó la recogida en el casco urbano y pedanías a Cubiertas y Mzov, ahora Necso, tras aprobarlo el pleno de la Corporación. En el caso de Fenoll, la adjudicación del servicio en la costa de Orihuela no ha sido aún ratificada por el Ayuntamiento. El empresario, condenado por comprar votos para el PP, que comienza a alejarse de él, ha desarrollado un floreciente negocio al amparo de los populares.

Orihuela debe unos seis millones de euros a Fenoll y adeuda 3,8 millones a Necso. En declaraciones a una revista local, el alcalde, José Manuel Medina, aboga por unificar la contrata. La nueva firma deberá asumir la deuda y plantilla de Necso. Medina obvia el impago a Fenoll.La reordenación del servicio de recogida de basuras anunciada por el alcalde de Orihuela, José Manuel Medina, es, según el secretario general local del PSPV, Francisco García Ortuño, una excusa del primer edil para despojarse del "lastre" del empresario Ángel Fenoll y, al mismo tiempo, abrir la puerta a la implantación de la mercantil Ingeniería Urbana en la Comunidad Valenciana. Esta firma, según el PSPV, cuenta con los parabienes de la cúpula del PP de Madrid y opera, además de en esa región, en Cataluña y en Murcia.

El PSPV sostiene que el cambio de actitud del PP de Orihuela, con el alcalde Medina a la cabeza, respecto a la necesidad de desprenderse del empresario Fenoll, viene motivado por las presiones de la cúpula nacional de los populares para dar entrada a empresas afines en el negocio de la construcción y también de los servicios en la comarca de La Vega Baja. Ortuño señala como ejemplo de su aseveración un proyecto de urbanización en Sierra Escalona adjudicado a la firma Colinas Golf, SA, afín al presidente provincial del PP de Madrid, Pío García Escudero. La iniciativa, aprobada inicialmente por el Ayuntamiento, fue paralizada por Obras Públicas, ya que el expediente incluía explícitas irregularidades como la falta del informe favorable del secretario de la Corporación.

Ortuño mantiene que la presión de los dirigentes madrileños a Medina llevó al alcalde a incumplir un compromiso alcanzado hace un año con los representantes de Necso y Fenoll de adjudicarles a ambos el servicio de basuras, si constituían una única sociedad. "Sin embargo, ahora, Medina dice que el servicio de recogida de basuras mejorará con la salida de Necso, y abre la puerta a una nueva empresa", dice Ortuño.

La mercantil Necso tenía adjudicada la explotación del servicio por 20 años, prorrogables por otros tantos más, y el volumen global de la adjudicación superaba los 60 millones de euros. En el caso del empresario Fenoll al no existir una adjudicación formal de la contrata es imposible evaluar el coste del servicio, aunque sólo en el ejercicio de 2003 el empresario presentó a cobro recibos por un importe de unos 6 millones de euros, cantidad que el Ayuntamiento no ha pagado. El industrial, en aras de mantener otros negocios impulsados a la sombra del PP, como dos vertederos en las pedanías de Torremendo y La Murada, calla.

Compañeros de banquillo

La irrupción de Ángel Fenoll en el ámbito empresarial de La Vega Baja coincide con la llegada a la alcaldía de Orihuela del ex consejero de Obras Públicas, Luis Fernando Cartagena, a finales de los ochenta. En estos casi dos decenios, Fenoll ha tejido un importante entramado empresarial, relacionado con el servicio de recogida de basuras. A la contrata ilegal de la costa de Orihuela suma las de otros 19 municipios más de la provincia de Alicante. Además, es titular de dos vertederos de basura, ubicados en las pedanías de Torremendo y La Murada. El industrial abrió ambas instalaciones sin permiso.

El negocio de Fenoll siguió creciendo con la llegada de José Manuel Medina a la alcaldía. No en vano, Medina accedió al cargo por expreso deseo de Cartagena. Fenoll incluso extendió su influencia hasta el campo de los medios de comunicación. El industrial, junto a otros empresarios de la construcción, integra el consejo de administración de TV Orihuela, próxima a los postulados del PP.

La caída del ex consejero Cartagena -primero por el caso de las primas únicas y, más tarde por su condena por apropiarse del donativo de unas monjas al Ayuntamiento- ha arrastrado también a Fenoll.

El industrial niega su militancia en la formación popular, pese a contar con una condena por comprar votos para el PP y compartir el banquillo de los acusados con Cartagena en el caso de las monjas. La Audiencia de Alicante los condenó: a Cartagena por malversación y a Fenoll por falsedad. Ambos esperan ahora el fallo del Tribunal Supremo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de enero de 2004

Más información