Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

La técnica supera a los técnicos

Desde el jueves 18 de diciembre de 2003, 8 de los 14 terminales móviles de mi empresa, bajo cobertura de Amena, están fuera de servicio dando el mensaje "Este número no existe".

Las reclamaciones han sido constantes. El lunes 22 reconocieron que no se trataba de un problema de cobertura. El problema era informático. Un número indeterminado de tarjetas con números IMEI correlativos, a nivel nacional, están desactivadas desde esa fecha.

Aprovechando las definiciones del maestro Huxley, tengo la sensación de que en su momento se encargó a unos técnicos, de nivel beta, el desarrollo de una tecnología. Una vez en funcionamiento, gestores de expectativas, que no de sueños, contrataron a unos técnicos épsilon por su bajo coste. Los técnicos no son incapaces ni incompetentes. Son técnicos épsilon que saben, y no saben más, que en algunas ocasiones hay que hacer un reset.

De todas formas, el meollo del problema no radica ahí. Ésa es sólo una consecuencia. Lo dramático es que los gestores de ese tipo de empresas se consideran de nivel alfa, sin valorar la posibilidad de estar equivocados, indiferentes ante la evidencia de una estructura inadecuada para las exigencias del servicio que ofrecen. En estos días de buenos deseos y cartas a los Reyes Magos, pido, por el bien de la colectividad, que esos directivos puedan dedicar más tiempo al juguete que citaba don Luis de Góngora, que ni hiere, ni mata, ni pica, ni muerde.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de enero de 2004