Reportaje:

Cómo gastar 5.410 euros en compras en 12 horas

Una vecina de Villanueva del Pardillo gana un concurso cuyo premio consiste en adquirir productos en los comercios locales

Villanueva del Pardillo - 30 dic 2003 - 23:00 UTC

¿Es posible gastarse 5.410 euros en 50 pequeños comercios, realizando dos compras por local, una de un máximo de 90,15 euros y otra de 20, en un solo día y en horario comercial? Yolanda González, agraciada con este premio por la Asociación de Comerciantes de Villanueva del Pardillo, estaba segura de que no lo conseguiría. Pero el pasado lunes acabó hasta con el último céntimo del suculento premio. "Y me sobraron dos horas", dice orgullosa. Logró llegar a todas las tiendas, eso sí andando a toda marcha -las reglas prohíben el uso del coche- y respetando escrupulosamente su turno en las colas. Así cargó tres furgonetas de comida, bebida, zapatos, libros, juguetes, artículos de peluquería, mercería, electricidad, etcétera.

La vencedora comenzó a las 9.30 y logró terminar dos horas antes de que concluyera el plazo

"Un teléfono antiguo y un reloj de pared son las compras que más ilusión me han hecho", relata feliz la afortunada. Pero no ha sido lo único. Ha adquirido de todo un poco. "Como capricho, me he regalado unas botas". También hubo sitio para artículos necesarios como los chalecos reflectantes para llevar en el coche. "Todavía ni había pensado en comprarlos y, mira, ya los tengo". Para Elisa, su hija de siete años, juguetes, pinturas y libros. Empezó a las 9.30 y a las nueve de la noche estaban descargando en su casa la última furgoneta, incluyendo la pausa que realiza el comercio al mediodía.

Ahora, tras las prisas y los agobios pasados, le queda un gran dolor de pies y una sonrisa. Sobre todo cuando recuerda que no dejó a sus acompañantes ni ir al baño ni tomarse un café. "Tenía la impresión de que no podía parar porque si lo hacía perdería tiempo y parte del premio". Porque el agraciado o agraciada, se queda con la parte del premio que haya consumido, aclara el vicepresidente de la Asociación José María Baza. "En las tres ediciones que hemos organizado", continúa Baza, "han ganado siempre mujeres, lo que parece indicar que las compras las siguen realizando ellas y no los maridos".

La suerte estaba reservada este año para esta profesora de 35 años que ejerce como secretaria en el club de fútbol del municipio, e imparte clases particulares en sus ratos libres. "No me enteré el mismo día del sorteo (el 26 de diciembre) porque me fui a la sierra". Al volver, Yolanda se acercó al bar de unos amigos y allí le comentaron que ese día había salido el número del premio. Ya por la noche, en casa, le dijo a su madre que tenían que buscar las papeletas. Pero era tarde, y prefirieron dejarlo para el día siguiente.

El 27 por la mañana miraron las papeletas sin esperanzas. Pero allí estaba el número, en una factura del pollero. "Hace una ilusión tremenda. Nos pusimos a gritar y a saltar, porque hay que tener en cuenta que es casi un millón de las antiguas pesetas".

En ese momento, Yolanda estaba convencida de que era muy difícil pasar por todos los comercios porque sabía que el año pasado a los ganadores les había faltado tiempo.

Ahora está convencida de que tuvo mucha suerte y de que sin sus amigos y su madre habría fracasado. "Ellos cargaban los bultos en la furgoneta, porque las reglas dicen que las compras las tiene que hacer sólo el ganador". Pero detrás hay también una labor de organización. El domingo, la ganadora se puso manos a la obra con tres amigos y elaboraron una lista de los productos que ofrecía cada tienda. "Porque hay establecimientos que son más fáciles, pero ¿qué te llevas en una tienda de electricidad o en un taller de automóviles?", pregunta. Al mismo tiempo marcaron el recorrido que les pareció más lógico "para no retroceder o ir dando vueltas de un lado a otro".

La estrategia surtió efecto y eso que la Asociación de Comerciantes de Villanueva del Pardillo había endurecido este año las condiciones del cheque expres. El ganador tenía que comprar en cada tienda artículos por valor de 90,15 euros, pero una vez llevada a cabo esta adquisición, debía realizar otra por 20 euros en el mismo local. La asociación repartió 70.000 papeletas entre los 50 comerciantes que se apuntaron a la iniciativa. Los locales pegaron un distintivo en sus escaparates que avisaba a los clientes del concurso. Hasta instalaron pancartas a la entrada del pueblo.

"El día que damos el premio, preparamos una gran fiesta, con chocolatada incluida", relata el vicepresidente de la asociación. En previsión de que el ganador se haya ido de vacaciones sacan tres números. Dan 48 horas para que se presente el portador del primero. Si no aparece, el plazo se amplía seis horas para que se lleve el premio quien tenga el segundo. Y, en caso de que éste tampoco aparezca, hay otras seis horas para el tercero.

Objetivo: luchar contra los grandes complejos

"Organizamos el concurso para luchar contra las grandes superficies. Para enseñar a los vecinos que aquí hay de todo", indica el vicepresidente de la Asociación de Comerciantes de Villanueva del Pardillo, José María Baza. El pueblo, situado a unos 25 kilómetros de Madrid, ronda ya los 8.000 habitantes y continúa creciendo. "Pero muchos vecinos no conocen el comercio de su propio pueblo y se desplazan a los grandes complejos de Majadahonda y Las Rozas para realizar sus compras. Y aquí hay unas 200 tiendas de una gran calidad y con un servicio al cliente impecable", mantiene.

En dos o tres años el pueblo contará con un centro comercial nuevo. Los comerciantes califican la infraestructura como una "gran superficie", mientras que para la edil de Desarrollo Local, María del Carmen Michavila, será "mediana". Mantiene que las instalaciones, de 9.000 metros cuadrados, no perjudicarán al pequeño comercio. "No queremos una gran superficie, habrá un pequeño supermercado, tiendas, zonas de ocio, deportivas y de juegos infantiles".

No es el único pueblo que se ha apuntado al fomento de las compras navideñas en el pequeño y mediano comercio. Los establecimientos de Pinto han propuesto a sus clientes gastar 5.000 euros en 16 tiendas en una mañana, el próximo 2 de enero. No podrán superar los 312,5 euros en cada local.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 30 de diciembre de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50