Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ANTHONY GIDDENS | Politólogo británico

"La Constitución no es un tema crucial"

El politólogo británico Anthony Giddens, teórico de la tercera vía y padre del nuevo laborismo, visitó recientemente Madrid. El ex director de la prestigiosa London School of Economics, de 64 años, habló con EL PAÍS sobre el futuro político del centro-izquierda y la construcción europea.

Pregunta. ¿Es la tercera vía una vía muerta?

Respuesta. La tercera vía es un intento de renovación de la socialdemocracia. Nunca pensé que fuera sinónimo de blairismo. Se trata de comprender que cualquier partido de centro-izquierda que quiera llegar al Gobierno tiene que abandonar doctrinas tradicionales como las nacionalizaciones; tiene que responder a cambios como el envejecimiento de la población, el mercado global o la economía basada en el conocimiento... Ahora, especialmente tras el fracaso de los partidos socialdemócratas en Europa, necesitamos una nueva línea histórica sobre adónde vamos. Debemos, por ejemplo, centrarnos en la creación de empleo, revivir el papel de las instituciones públicas, no del Estado; necesitamos desarrollar la idea del Estado garante que sustituya a la anterior del Estado facilitador de servicios para hacer la vida de la gente mejor, frente a los inconvenientes del Estado burocrático. Necesitamos también una nueva clase de orden internacional. La izquierda europea tiene que aceptar que no puede haber multilateralismo sin el respaldo de la fuerza militar.

P. ¿Conoce la situación del centro-izquierda español?

R. Sí [risas], pero no soy un especialista en España y prefiero no hacer comentarios.

P. ¿Es ahora más difícil la alternancia democrática en Europa?

R. No. En el pasado hubo partidos que estuvieron muchas décadas en el poder, como la Democracia Cristiana en Italia. Es posible que ahora haya más cambios políticos que antes por la influencia de los medios y porque la gente no tiene unas preferencias políticas tan estables. La cuestión que debe plantearse la izquierda no es cómo llegar al poder, sino cómo mantenerse el tiempo suficiente para transformar la sociedad. El viejo laborismo nunca tenía la oportunidad de transformar la sociedad, excepto en la posguerra mundial. Ahora, Blair, por ejemplo, puede optar a un tercer mandato.

P. Los sondeos señalan que más de la mitad de los europeos no están interesados en la Constitución Europea. ¿Cómo lo ve?

R. Creo que la gente tiene razón al pensar que la Constitución no es un tema crucial. Lo que es clave es el comportamiento económico de los países centrales de Europa. La gente quiere empleo, seguridad, educación y sentirse protegida. Para tener todo a la vez debe existir el equilibrio económico correcto. Un montón de los problemas de la UE vienen de la falta de reformas económicas más que por cuestiones constitucionales. La legitimidad de la UE vendrá de su éxito económico, no de sus cambios constitucionales. Y ese éxito depende de que se lleven a cabo reformas en tres países centrales como Francia, Alemania e Italia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 31 de diciembre de 2003