VISTO / OÍDO
Columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Giliposhas

Dije, como cuando estuve niño (no lo era, lo estaba, y con ganas de salir), "gilipuertas", y la niña me dijo: "Ya no se dice así". "¿Cómo se dice?". "Directamente". Me acusó de estar viejo: no lo estoy pero lo soy. Me cuesta trabajo decirlo, aunque lo digan las niñas. Lo acepta la Academia, y lo escribía Vázquez Montalbán: "Siempre que sea en presencia de gentes con sentido del humor, porque si te ríes de ti mismo delante de gente borde, te clasifican como perdedor y dejas de existir para ellos" (citado por Toni Corominas en La Vanguardia). La Academia lo deriva del caló gilí, que viene de jil, tonto o fresco; en castellano quiere decir inocente. Ayer era el Día de los gilís, de Inocentes, y nuestro Forges lo citaba con su ortografía prosódica: "Agiliposhante". Se refería a la televisión. La prosodia esa se ha universalizado, porque la leo en un párrafo en catalán: "La caiguda va ser d'alló més giliposhas, quan tornàvem, en un lloc sense perill al parc de Can Cases d'aqui a Martorell" (lo escribe un chatero). Pensé que la televisión es el producto de una inteligencia trascendental: la técnica progresa más que el pensamiento humanista, y nuestra televisión está aghiliposhada (¿agiliposhá?) por quienes la detentan (detentar: retener y ejercer ilegítimamente algún poder o cargo público. Dicho de una persona: Retener lo que manifiestamente no le pertenece). La rebusca la hago para que entendamos algo: y dudo de que sean realmente gilís quienes hacen el 90% de la televisión nombrados con la intención política de agilposharnos (el que haya leído hasta aquí comprenderá que yo ya lo estoy). Y, si llega el caso, que le votemos; o a quien le ha nombrado.

Aun así: la televisión en España ha mejorado el entendimiento, la comprensión, la recepción de la "España profunda" que jamás leyó, ni sabía: mejor eso que el cura y el alcalde (jefe local del Movimiento), y el amo, para atascar al villorrio. Aun así: el 90% de toda la literatura, el teatro, el cine y todo lo demás está agiliposhado. Queda un 10% en la tele maravilloso: veo en ella sonreír a Aznar y me acuerdo de Zarathustra, Nietzsche: "¿Quién verá tu sonrisa sin deshacerse en lágrimas?". (Y ahora me surge que también se dice gilipuertas, gilitonto, gilipichas). (Ah, mis citas de catalanes se deben, claro, a la rotura de España hecha por los tres de la Generalidad. Que escribo con d y no con t, qué españolista soy).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción