Lucha a muerte en la telefonía fija

Los operadores emplean agresivas tácticas comerciales para conseguir clientes

Telefónica conserva el 65% de los clientes de telefonía fija en España, pero la creciente competencia comienza a hacerle daño. Y no sólo a ella. El móvil y el cable han estrechado el terreno del resto de compañías de telefonía fija (Auna, Uni2, Jazztel o Tele2) lo que está provocando una durísima batalla entre Telefónica y sus competidoras. Las prácticas comerciales son tan agresivas que el asunto ha llegado a los tribunales, con denuncias cruzadas por ambas partes.

La forma más rápida de arrebatar un cliente a Telefónica es la preselección, un mecanismo que encamina automáticamente las llamadas de un abonado por el operador elegido. Y mientras que Telefónica asegura que es la empresa europea que más preselecciones tramita (unas 2.000 diarias), sus rivales creen que no es suficiente y piden un procedimiento más ágil.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS