Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ICV elige a dos dirigentes de 32 años para las generales y las europeas

Iniciativa deja abierta la puerta para recomponer el grupo con Izquierda Unida en el Congreso

Iniciativa per Catalunya Verds (ICV) ha elegido por unanimidad a dos dirigentes de 32 años como cabezas de cartel para las próximas elecciones generales y europeas, Joan Herrera y Raül Romeva, respectivamente. La elección culmina el proceso de renovación dirigido por el presidente del partido, Joan Saura, y trata de consolidar el perfil ecosocialista de la formación y su conexión con los movimientos por otra globalización y contra la guerra.

Nunca Iniciativa -ni su antecesor, el PSUC- había tenido candidatos tan jóvenes como cabeza de cartel en unas elecciones, y una apuesta así es rara también en los otros partidos parlamentarios. Herrera y Romeva tenían sólo tres años cuando falleció el general Franco y entraron ambos en las juventudes de Iniciativa a principios de la década de 1990, cuando el PSUC, el histórico partido de los comunistas catalanes y principal motor del antifranquismo en Cataluña, ya había empezado su hibernación.

La elección se trata de una apuesta personal de Saura, el artífice de la mutación de los herederos del PSUC al ecosocialismo, y ha contado con el aval de toda la formación. Ningún candidato se presentó a las respectivas primarias y, salvo sorpresas, ambos serán ratificados en la comisión política nacional del partido, convocada para el 17 de enero.

"Los dos candidatos personalizan muy bien el perfil que queremos para ICV: izquierda verde y renovación", explicó ayer Saura. Herrera fue coordinador de las juventudes del partido, desde donde empujó a ICV hacia el ecosocialismo: suya fue la enmienda congresual que, en 1996, dio el impulso definitivo hacia esta dirección frente a los que aspiraban a mantener el esquema de coalición con mayoría comunista. Desde 2000, es el portavoz de Iniciativa y responsable de Movimientos Sociales, con lo que ha participado en primera línea en todas las movilizaciones ciudadanas nacidas bajo el impulso del Foro Social de Porto Alegre.

Romeva, por su parte, es investigador de la Escuela de Cultura de Paz de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y experto en desarme y conflictos.

Actualmente, ICV cuenta con un diputado en el Congreso, pero, según subrayó ayer Saura, el crecimiento experimentado en las municipales y las autonómicas han mejorado sus expectativas y aspira incluso a tres escaños por Barcelona, que ya tuvo en 1993. El número dos de la lista será previsiblemente Jordi Guillot y el tercer lugar corresponde a Esquerra Unida i Alternativa (EUiA), el referente catalán de Izquierda Unida (IU).

Las relaciones entre ICV y EUiA-IU son cada vez más fluidas, hasta el punto de que ninguna de las dos formaciones descarta recomponer el grupo parlamentario conjunto que existió siempre antes de la abrupta ruptura de 1996. Los acuerdos de coalición entre ICV y EUiA no imponen ninguna obligación al respecto, pero ayer tanto Saura como Herrera dejaron abierta esta posibilidad: "Lo decidiremos después de las elecciones", subrayaron.

De dicho acuerdo quedó excluida en su día la coalición para las elecciones europeas, pero ésta ha ido ganando terreno en los últimos meses. En 1999, ICV acudió a los comicios en coalición con grupos verdes y de izquierda nacionalista y, encabezada por el histórico Antoni Gutiérrez Díaz, se quedó a sólo 3.000 votos de conseguir el escaño. Ahora, el número de escaños asignados a España se reducirá previsiblemente como consecuencia de la ampliación de la Unión Europea, con lo que tanto Iniciativa como IU tienen todavía más interés en acudir juntos a los comicios, si bien los diputados seguramente se dividirán al llegar a la Eurocámara: hacia la nueva izquierda de matriz comunista los de IU y hacia el grupo verde ICV. Algo similar sucede en Convergència i Unió (CiU): los convergentes se suman a las filas liberales, mientras que Unió mantiene su lazo con los democristianos. ICV no descarta que si la coalición prospera albergue también a otras formaciones; por ejemplo, la Chunta Aragonesista e incluso el Bloque Nacionalista Gallego (BNG).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de diciembre de 2003