Alcaldes del PP de la Vega Baja rechazan el trazado del AVE y los del PSPV lo apoyan

Los socialistas piden a Camps que presione a Álvarez-Cascos para que no retrase las obras

El Ministerio de Fomento no logra despejar un camino de consenso del AVE por la Vega Baja. Su última propuesta de trazado, que contempla nuevas estaciones en Crevillent y Callosa de Segura, ha concitado el rechazo de alcaldes del PP, como el de Orihuela, la capital comarcal, y ha agradado a otros municipios gobernados por los socialistas. El PSPV, a través su portavoz de Infraestructuras, José Antonio Godoy, lamentó ayer que el Ministro de Fomento, Francisco Álvarez -Cascos, se niegue a adelantar las obras del AVE para que estén acabadas en el año 2007.

Ahora que los alcaldes socialistas de la Vega Baja -con alguna soterrada excepción- aplauden la nueva propuesta de Fomento sobre la traza del AVE por esa comarca, algunos del PP la rechazan, entre ellos el de Orihuela. El estudio informativo incluye la construcción de nuevas estaciones en los términos de Crevillent, para el servicio de Elche, y de Callosa de Segura. En Orihuela, los nuevos andenes proyectados, respetando la ubicación actual, estarán cubiertos. La estación Albatera-Catral no variará.

El estudio del Ministerio de Fomento contempla cerca de 22.000 metros de túnel, principalmente en el término de Callosa, 18 pasos elevados y 10 pasos inferiores para que el tren pueda salvar infraestructuras ya existentes. El AVE requiere un viaducto y dos puentes. En total se construirán seis pasos peatonales nuevos.

En total se expropiarán 730.352 metros cuadrados de suelo y se moverán más de 377.180 metros cúbicos de tierra, que irán a parar a vertederos. El término municipal más afectado será Crevillent, que tendrá que liberar 374.919,65 metros cuadrados de suelo no urbanizable y otros 1.078,65 metros de suelo urbanizable.

La capital de la comarca se ha levantado contra esta propuesta. Su alcalde, José Manuel Medina, del PP, considera disparatado que el AVE cruce la ciudad en superficie. A su juicio, la barrera será una rémora determinante para la ciudad.

Por otro lado, el portavoz de Infraestructuras y Transportes del Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes Valencianas, José Antonio Godoy, instó ayer al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, a que "tome el timón y exija a Alvarez-Cascos, que el proyecto del AVE a la Comunidad Valenciana "sea una prioridad" para el Ejecutivo central, y no demore las obras hasta 2010.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción