Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Eurobank inicia su saneamiento con la venta de 10 millones en créditos a Cofidis

El principio de acuerdo permite al banco ganar liquidez para responder a sus acreedores

La crisis de Eurobank puede dar un vuelco. La nueva dirección del banco, respaldada por el Banco de España, ha llegado a un principio de acuerdo con Cofidis para que esta entidad, líder en España de crédito por teléfono, compre al banco una cartera de créditos de consumo valorada entre 10 y 14 millones de euros. La operación permitirá a Eurobank ganar liquidez para pagar los 140 milllones de euros que adeuda a sus acreedores, y supone un paso adelante para que el titular del Juzgado de Primera Instancia número 73 de Madrid dé su espaldarazo a la suspensión de pagos.

Eurobank del Mediterráneo está bajo intervención judicial desde el pasado mes de septiembre, tras haberse declarado en suspensión de pagos en agosto, por lo que cualquier operación que lleve a cabo el consejo de administración del banco -con su presidente en funciones, Rubén Manso, a la cabeza- tiene que contar con el visto bueno de los interventores.

Fuentes judiciales explicaron que la venta de la cartera de crédito necesita la autorización de alguno de los tres interventores judiciales designados en el proceso de suspensión de pagos. También es necesario que, previamente, sea informado el juez que tramita la suspensión, quien podría comunicarlo a los acreedores personados en el proceso y deberá dar su autorización. El juez incluso podría prohibir esa operación si alguno de los acreedores se lo reclamase al considerar que el precio de la venta de la cartera de crédito a Cofidis está muy por dejado de los precios de mercado, informa Pere Ríos.

Con este telón de fondo, Eurobank y Cofidis confirmaron ayer la existencia de un "acuerdo de principio" para que Cofidis asuma parte de la cartera de créditos de consumo de Eurobank, que intermediaba a través de una filial, Microcrédit, y que el banco valora en unos 14 millones de euros. Por contra, el presidente de Cofidis, Joan Sitges, señaló que, tras un primer analisis del riesgo de la cartera -el proceso todavía no ha terminado-, se quedará sólo con una parte, por un valor cercano a 10 millones de euros, y que está acabando de perfilar el precio a pagar por la cartera, que consta de unos 20.000 clientes.

Ayer, coincidiendo con el encadenamiento ante las puertas de la delegación del Banco de España en Barcelona de una treintena de afectados que piden la devolución de sus ahorros en Eurobank, el banco informó de que dispone de una liquidez de 86 millones "en efectivos y activos fácilmente liquidables", gracias a una "agresiva" campaña de recobro. Este montante, que en el balance presentado por la entidad al juez el 23 de octubre pasado superaba los 63 millones, alcanzará los 100 millones si se sella el acuerdo con Cofidis, previsto para la semana que viene.

Por otro lado, fuentes de Eurobank aseguraron ayer que Eduardo Pascual (destituido de la presidencia por el Banco de España) ya ha devuelto 1,5 millones de euros más, de los 10 millones que el nuevo consejo le exige si quiere eludir comparecer ante los tribunales, por lo que aún faltan 5 millones (veáse EL PAÍS del 6 de noviembre de 2003).

La deuda de Eurobank con los acreedores asciende a 140 millones de euros, 40 de los cuales corresponden a cerca de 2.000 clientes afectados por el escándalo financiero, que no cobrarán del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) porque son titulares de cuentas o depósitos cuyo importe supera los 20.000 euros, que es la cantidad máxima que cubre el fondo.

Si la decisión del juez que tramita la suspensión de pagos permite la continuidad de Eurobank, la dirección del banco estaría dispuesta en primavera a pagar todo lo que debe a los afectados y un tercio de lo que adeuda al FGD, según fuentes cercanas al proceso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de diciembre de 2003