Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:FÚTBOL | Decimocuarta jornada de Liga

"Ronaldo apareció como si patinara sobre hielo"

Burgos relata admirado el primer gol, que dejó al Atlético fuera de combate

En 16 segundos, Ronaldo, Roberto Carlos, Zidane y Raúl trenzaron una jugada que heló la sangre al Atlético y puso fin al partido, como se vio más tarde. Zidane y Roberto Carlos triangularon con Ronaldo y Raúl se quedó en el sitio, sin dar un paso al frente, para evitar quedar en fuera de juego. Luego Ronaldo recibió un pase desde la izquierda y le tiró un caño monumental a Simeone antes de entrar en el área de Burgos para ejecutar el tiro a gol. El portero rojiblanco lo vio de cerca: "Ronaldo entró más solo que Kung Fu...", dijo Burgos, y soltó una risita. Lo pensó y volvió a insistir: "Entró más solo que Adán en el día de la madre. Parecía que patinaba sobre hielo. Increíble. ¡Como si patinara sobre hielo!".

MÁS INFORMACIÓN

El partido se cerró en 16 segundos y lo demás fue una larga agonía del Atlético. "Esto también es bonito en el fútbol", opinó luego Roberto Carlos. "En quince minutos toda la estrategia que había pensado el entrenador del Atlético se ha caído. A veces pasa. Y después, nosotros hemos hecho lo que hacemos en estas ocasiones: tocar de una banda a la otra, yo para Figo, o para Zizou y Beckham, y buscar en profundidad a Ronaldo con balones largos. ¿Para qué vamos a arriesgar nosotros si ellos no quieren? Nosotros nos quedamos atrás y esperamos. Si ellos, que son los que tienen que buscar un resultado, no salen, nosotros no tenemos problema en esperar tocando".

Roberto Carlos explicó la filosofía que requieren estos casos y, del otro lado, el entrenador del Atlético, Gregorio Manzano, se lamentó de la falta de un espacio para redefinir la estrategia. "En fútbol no se puede pedir tiempo muerto", sentenció.

Manzano, con la cara más seria que de costumbre y el acento andaluz menos saltarín, resumió el partido en el gol a los dieciséis segundos de Ronaldo: "En el fútbol no se puede pedir tiempo muerto a los cinco minutos". El preparador andaluz concedió que el Atlético había respondido a esa primera jugada "de manera muy pasiva" y aseguró que encontrarse con el marcador en contra tan pronto había "marcado el partido". Sin embargo, también tuvo palabras de elogio para los suyos: "Hemos estado de pie durante todo el encuentro y les hemos mirado de tú a tú". El problema, según Manzano, estuvo en el que el Madrid "acertó" y el Atlético no: "Tuvimos varias ocasiones, de Rodrigo y de Paunovic, por ejemplo, pero no entraron". Para el jienense el Madrid "dejó que pasaran los minutos en el segundo tiempo".

Con esta apreciación coincidió el madridista Míchel Salgado: "Son muchos partidos al año, ahora nos tenemos que enfrentar al Barcelona y hay que dosificar las fuerzas. Lo que sí es seguro es que ganar este partido es más agradable que ganar tres puntos". En esto, Roberto Carlos apuntó que su filosofía del contragolpe se ajusta a estas necesidades de dosificarse: "Jugamos con la cabeza; no se pueden hacer derroches físicos".

Manzano achacó la victoria blanca a sus "individualidades" y resumió la actitud de sus jugadores como "muy buena". Para el andaluz, el Atlético jugó "muy bien colectivamente" y como demostración recordó: "Ellos sólo han tirado un córner, no han centrado desde las bandas y Beckham no ha tenido ninguna falta desde la frontal del área".

Un análisis, en cualquier caso, más prolongado que el de Carlos Queiroz, el entrenador blanco. El portugués sólo se demoró un minuto para conceder que "las individualidades son muy importantes en el fútbol".

Queiroz coincidió con Manzano en resaltar la importancia de un gol tan temprano y afirmó: "El tanto de Ronaldo nos ha ayudado a tranquilizar al equipo". El preparador también quiso insistir en la relevancia "del juego colectivo" en su equipo, al que alabó su actitud "en defensa". Para el técnico, el segundo tiempo fue de "absoluto control" de los madridistas. Queiroz, finalmente, decidió pasar página y dio carpetazo al derby para centrarse "en el choque contra el Barcelona".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de diciembre de 2003