Las diferencias sobre la reforma de la Constitución impiden consensuar un texto institucional en las Cortes

Las Cortes Valencianas celebrarán hoy un pleno cuyo único punto es la lectura de una declaración institucional con motivo del 25º aniversario de la Constitución. Pero la declaración está en el aire, porque hasta el momento los grupos parlamentarios no han logrado ponerse de acuerdo en torno su contenido. Esta mañana, en la junta de portavoces, intentarán de nuevo consensuar un texto. Ayer el consenso fue imposible. El presidente de la Cámara, Julio de España, del PP, envió el viernes una propuesta de declaración que tanto socialistas como Esquerra Unida-L'Entesa consideraron inaceptable. Entre otras cuestiones, porque, como viene siendo habitual en los textos que los populares promueven en las Cortes, hacía referencia a los logros del Gobierno del PP. El PSPV y EU contestaron con sendas propuestas de declaración institucional, que ayer por la mañana remitieron al presidente de las Cortes.

La que envió el portavoz de EU, Joan Ribó, hacía una serie de referencias que el PP difícilmente puede aceptar. Así, señalaba que la aprobación de la Constitución "fue un acto de generosidad por parte de la izquierda, legitimada en la lucha clandestina por la democracia y la libertad".

La del PSPV era más suave, pero el PP tampoco la aceptó y la devolvió con modificaciones: entre otras cosas, suprimía la referencia al "Estado social y democrático de Derecho" y eliminaba la mención al hecho de que el texto de 1978 "previó los mecanismos para la posible adaptación constitucional a las nuevas necesidades sociales". El PSPV no aceptó la modificación del PP porque "intenta llevarse la Constitución a su terreno", según dijo Antoni Such, portavoz adjunto. También suprimía la referencia a los avances de estos 25 años, que el PP convertía en "los últimos años". Según Such, "al PP sólo le ha faltado decir que se ha avanzado sólo en los últimos ocho años".

Ribó también rechazó el nuevo texto porque seguía sin llegar a los "mínimos" necesarios para poder firmarlo. "No podemos avalar la actitud del PP de utilizar la Constitución de una forma partidista y las intenciones de criminalizar cualquier voluntad de cambio hasta convertirla en otra traición", explicó Ribó, quien acusó a los populares de "apropiarse" de la Constitución y de hacer "una lectura autoritaria y centralista" de la misma. Ribó calificó de positivo el texto del PSPV, que ha hecho "un esfuerzo para llegar al consenso", pero lo consideró "insuficiente por no defender una posición más favorable a una revisión de la Constitución".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción