Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caruana consigue con el 51% de los votos un tercer mandato en Gibraltar

El programa incluye una demanda a Londres de más competencias

Peter Caruana será reelegido ministro principal de Gibraltar para un tercer mandato, tras ganar su partido las elecciones con un 51% de los votos. La formación socialdemócrata que dirige Caruana (GSD, siglas de su denominación en inglés) tendrá ocho escaños al haber obtenido 7.998 votos, 749 menos que hace tres años. Caruana reclamó durante la campaña mayores competencias para el Gobierno de la colonia.

La alianza de socialistas y liberales encabezada por Joe Bossano, en la oposición, consiguió en las elecciones celebradas el jueves el 40% de los sufragios, con los que podrá disponer de siete escaños.

No estarán representados en la Cámara el partido laborista de Daniel Feetham, que obtuvo el 8% de los votos, y la independiente Lyana Armstrong-Emery, con el 1% de los sufragios. De los 18.452 gibraltareños con derecho a voto acudieron a las urnas 14.610 electores, un 79,18%.

Tras conocer los resultados, Caruana consideró "amplia" la ventaja que ha logrado sobre el líder de la oposición, Joe Bossano, "que no ha avanzado nada con respecto a las elecciones de 2000". Agregó que se siente "muy respaldado, a pesar del normal desgaste electoral sufrido tras ocho años de mandato", ya que en el año 2000 fue reelegido con un 58,35% de los votos.

Caruana ha prometido durante la campaña presentar al Gobierno británico propuestas constitucionales que han sido respaldadas de forma unánime por el Parlamento saliente, El objetivo es ampliar las competencias del Gobierno local, sin que ello afecte al vínculo con Gran Bretaña.

Para Caruana, el "peligro" de esta cita electoral ha sido "que la gente prestara mucha atención a las encuestas", que le otorgaban una clara victoria.

En cuanto a la relación entre Gibraltar y España, el ministro principal gibraltareño reiteró que "es Madrid la que pone condiciones" para la "amistad" entre ambas comunidades, por su reclamación de soberanía sobre el Peñón, algo a lo que Caruana continuará oponiéndose.

En noviembre del año pasado, los habitantes de Gibraltar rechazaron de forma aplastante en referéndum el propósito de Gran Bretaña de avanzar hacia un régimen de soberanía compartida entre el Reino Unido y España. Ni Madrid ni Londres reconocieron validez jurídica a la consulta, en la que el 98,97% de los votantes rechazó la idea de la soberanía compartida, pero el hecho es que las negociaciones han quedado varadas desde entonces.

El portavoz del Gobierno español, Eduardo Zaplana, expresó ayer el "respeto" del Ejecutivo por el resultado de las elecciones y la victoria por mayoría absoluta de Caruana. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Zaplana aseguró que la reelección de Caruana no influirá en las negociaciones que España mantiene con Reino Unido sobre el futuro de Gibraltar.

"Se respeta profundamente la decisión de los ciudadanos que han elegido al señor Caruana (...) y eso no altera para nada las conversaciones y las negociaciones que el Gobierno español viene realizando desde hace algún tiempo", declaró.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de noviembre de 2003