Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP aprueba en Valencia unas cuentas de 597,9 millones de euros

Los populares consideran los presupuestos austeros y sociales y la oposición, irreales

El Ayuntamiento de Valencia aprobó ayer los presupuestos municipales para 2004, que ascienden a 597.989.926,93 euros, una cifra que supone un incremento del 2,6% (15,1 millones de euros más) respecto a 2003. El equipo de la alcaldesa Rita Barberá, del PP, considera que es "austero y de continuidad", así como "totalmente social", mientras que el PSPV-PSOE lo considera "irreal" y EU-L'Entesa lamenta que no cuente con la participación de los ciudadanos.

Las cuentas del Ayuntamiento de Valencia para 2004, que fueron aprobadas ayer con los votos a favor del PP y en contra del PSPV-PSOE y EU-L'Entesa, plantean, según el equipo de gobierno, una reducción de impuestos del 4,3% respecto a 2003 y sitúan el endeudamiento en el 47,4%. El presupuesto consolidado -en el que se incluyen empresas municipales y organismos autónomos dependientes del consistorio- es de 710.355.916 euros, lo que representa un aumento del 0,7% (48,2 millones).

Durante el debate, el concejal de Presupuestos y Política Tributaria y Fiscal, Silvestre Senent, que presentó el pasado viernes el presupuesto, aseguró que éste es "austero, de continuidad" y "totalmente social", a lo que añadió que refleja "el principal objetivo del equipo de gobierno, mejorar la calidad de vida de los ciudadanos", precisó. Explicó que se caracterizan "por la reducción de impuestos, el incremento de las transferencias corrientes, la contención del endeudamiento y la asignación eficaz de los recursos" y destacó que entre sus objetivos está "la creación de empleo, el acceso a la vivienda, las inversiones sociales y la dotación de equipamientos en los barrios". El edil subrayó también que éstos son "los primeros presupuestos que reflejan el nuevo modelo de financiación local y que no incluyen el Impuesto de Actividades Económicas (IAE)", aunque resaltó que el consistorio, "anualmente recibirá el importe correspondiente" a este pago.

El concejal socialista Juan Ferrer calificó de "irreal" el presupuesto y criticó que las inversiones se hayan reducido de 72 millones en 2003, a 65 en 2004, lo que supone que se invierta un 70% menos, así como que el gasto de la deuda alcance los 67 millones de euros. Ferrer afirmó que la capacidad de endeudamiento "está ya desbordada" y acusó al equipo de gobierno de hacer "propaganda engañosa del equilibrio del presupuesto" El portavoz de EU-L'Entesa, Antonio Montalbán, consideró el presupuesto de 2004 "inhumano e injusto" y justificó su oposición en que éstas han sido unas cuentas que se han elaborado "en laboratorio, a espaldas de las necesidades y las reivindicaciones de los ciudadanos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de noviembre de 2003