Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La exposición 'Myrurgia 1916-1936' recupera el "glamour" en el diseño de los perfumes

El MNAC reúne, hasta el 15 de febrero, 200 objetos históricos de la marca de perfumes

Esencias del pasado. Frascos, envoltorios e imágenes. Formas que integran la exposición monográfica Myrurgia 1916-1936. Belleza y glamour, abierta hasta el 15 de febrero en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) con motivo del Año del Diseño. Es una vuelta al pasado de la mano del artista y escultor noucentista Esteve Monegal, que hizo de su negocio, la empresa de perfumes Myrurgia de Barcelona, un espacio de creatividad. La exposición recoge el legado de diseño y publicidad moderna de la firma en los años veinte y treinta del siglo XX.

"Mi abuelo consiguió crear un armamento de productos que constituyó un armamento de seducción", explicó ayer el nieto del fundador de la firma, Ramón Monegal, perfumista de Myrurgia. La empresa, hoy uno de los grandes nombres de la industria del perfume, se incorporó en julio de 2000 al grupo Puig, cuya trayectoría también está muy ligada al diseño de calidad.

"El motor de esta exposición son los olores", añadió Monegal. Son olores que no se pueden sentir, pero sí percibir a través de las fotografías, las esculturas, los frascos, las cajas de polvos y jabones que aluden a otra época, como el singular envase de madera de Maderas de Oriente, Suspiro de Granada o Maja, este último inspirado en la bailarina Tórtola Valencia. El escultor se rodeó de algunos de los mejores profesionales para hacer del perfume un núcleo de diseño. Entre los que colaboraron con Monegal destacan el diseñador Eduard Jener, el vidriero Julien Viard y fotógrafos como Josep Sala, Pere Català Pic y Ramon Batlles.

En una esquina de la exposición, por ejemplo, se aprecia una pequeña obra de arte en vidrio: Lágrimas en flor, de 1929, un frasco único, sólo se hizo un ejemplar, diseñado por Julien Viard en colaboración con Monegal.

Myrurgia 1916-1936 reúne una selección de 200 obras, muchas inéditas, que proceden del fondo artístico de la fábrica Myrurgia, de colecciones particulares y también del MNAC. Maria Àngels Fondevila, comisaria de la exposición, define a Esteve Monegal como "un artista capaz de convertir una fábrica de perfumes en una fábrica de arte". Fondevila traza el recorrido en cinco ámbitos: las raíces clásicas de Myrurgia; la fascinación por Oriente Próximo e India; el tipismo español; el art déco y las corrientes renovadoras de las vanguardias, y finalmente las fotografías de Ramon Batlles del grupo de bailarinas rusas que actuaron en el el Liceo, algunas de las cuales se transformarían en modelos para Myrurgia.

Con motivo de la exposición, la empresa ha realizado una edición limitada del mítico perfume Maderas de Oriente (1920), que se puede adquirir en la tienda del museo. Los polvos, el maquillaje y el Rubor de Maderas de Oriente han resistido hasta nuestros días. Monegal subrayó la importancia del perfume en nuestra sociedad. "La cultura española de la perfumería es la más importante del mundo", dice Monegal, "somos el único país del mundo que perfuma a los bebés al nacer".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de noviembre de 2003