Fallece un minero por un derrumbe en un pozo de Hunosa en Mieres

Un minero de la empresa estatal hullera Hunosa pereció ayer atrapado por un derrabe (derrumbamiento en lo hondo de una mina) a 600 metros de profundidad en el pozo San Nicolás, en la localidad asturiana de Ablaña (Mieres). Otro trabajador resultó contusionado y fue evacuado en ambulancia a un centro sanitario. Aunque en un primer momento se barajó la hipótesis de que el desprendimiento de mineral hubiese sido causado por una explosión de gas grisú, un portavoz de la empresa la descartó. En esta misma explotación perecieron el 31 de agosto de 1995, a causa de una explosión de gas, 14 mineros, cuatro de ellos de nacionalidad checa, en la que fue una de las mayores tragedias de la minería asturiana desde la posguerra.

El trabajador fallecido, Gerardo García Menéndez, de 28 años, casado, padre de una hija y vecino de Pola de Lena, era especialista en tajos mecanizados. El suceso se produjo a mediodía en la capa octava de la explotación, entre las galerías quinta y sexta. Ésta es la segunda víctima mortal de la minería asturiana este año. Sus compañeros paralizaron la explotación en señal de duelo.

Hunosa, la mayor minera española, que llegó a tener 26.000 mineros en plantilla y 23 explotaciones, cuenta en la actualidad con 4.934 trabajadores y nueve pozos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS