Las direcciones de ICV-EUiA ratifican que su prioridad es un Gobierno de izquierdas

La prioridad es conseguir un Gobierno de izquierdas. Este es el objetivo que ayer se marcaron por separado los máximos órganos de dos socios electorales: Iniciativa (ICV) y Esquerra Unida (EUiA). La comisión política nacional de Iniciativa ratificó la política de pactos que desarrolla la dirección con vistas a la consecución de un Gobierno de la Generalitat de izquierdas. El presidente del partido, Joan Saura, calificó de "históricos" los resultados de las últimas elecciones autonómicas. Saura se felicitó por la posición del PSOE favorable a los pactos entre las fuerzas políticas de izquierda catalanas, incluida Esquerra, y apostó por dedicar todas las energías de ICV a acabar con los 23 años de gobierno de CiU. Saura lamentó que el Gobierno en funciones presidido por Jordi Pujol haya aprobado en los últimos días diversos decretos que desarrollan la ley de calidad de la enseñanza, la concesión de una serie de licencias de radio municipales y haya avalado el despido de 98 trabajadores de la empresa de artes gráficas Printer, informa Efe. El dirigente de ICV aseguró que si finalmente las izquierdas asumen el Gobierno de la Generalitat, todos estos decretos se revocarán y pidió formalmente a CiU que no tome ninguna decisión importante hasta la constitución del nuevo Ejecutivo catalán.

En parecidos términos se expresó el coordinador general de EUiA y diputado electo al Parlament por ICV-EUiA Jordi Miralles, quien dijo ayer que el debate poselectoral debe centrarse en si CiU estará o no en el Gobierno de la Generalitat. Miralles indicó que la federación nacionalista debe pasar a la oposición, tras animar a la sociedad a seguir expresándose para que se acabe formando un Gobierno de coalición entre las fuerzas progresistas.

ICV, por su parte, acordó además ayer la celebración de la asamblea nacional de ICV los días 10 y 11 de julio del próximo año y un Plan de Extensión Territorial, especialmente hacia aquellas zonas de Cataluña en las que se ha registrado un incremento importante de votos y en las que, paradójicamente, no hay militantes de esta formación política. Así, Saura ha puesto como ejemplo la población de Porrera (Priorat), donde ICV ha conseguido el 18% de los votos sin un solo militante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 22 de noviembre de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50