El índice turístico de Málaga es el peor de las siete grandes ciudades

La capital malagueña es la que tiene más habitantes nacidos en su término municipal

El Museo Picasso ha puesto Málaga de moda y le ha dado un falso perfil de gran ciudad turística. Sin embargo, la patria chica del pintor es la que menor índice turístico tiene entre las siete grandes ciudades de España, según el baremo utilizado por el anuario de La Caixa. La ciudad se quedó prácticamente sin hoteles tras la emancipación de Torremolinos en los años 80 y casi ha duplicado el número de camas en los últimos cinco años.

Otro dato sacado del mismo estudio es más sorprendente: Entre las siete grandes, Málaga es la que tiene menor porcentaje de habitantes nacidos fuera de la ciudad. Un 69,2% de su censo está formado por personas nacidas en la capital, levemente por delante de Sevilla (67,3%). Ambas están lejos de Valencia (59,7%), Barcelona (59,5%), o Madrid y Zaragoza (56,5%). Bilbao está a una enorme distancia de las demás, con un 49,8%.

El portavoz adjunto del PSOE en el Ayuntamiento de Málaga, Enrique Salvo opina que "Málaga está muy lejos de los parámetros sociales y económicos de las otras grandes ciudades, y sólo cerca de Sevilla en algunos capítulos". En el lado positivo, el dirigente socialista destaca la edad media de la población "que es la más joven (37,2 años), después de Sevilla (36,9)". La media malagueña está seis años por debajo de la más alta del G7, Barcelona que llega a 43,3.

A esto ayuda que la tasa de natalidad de Málaga sea la más alta entre las grandes ciudades, con un 10,3, seguida por Sevilla, con 10,2. Bilbao es la más baja en este capítulo, con 7,3. "Estos datos dan una gran potencialidad a la ciudad: tener más jóvenes que el resto de las capitales y que lleguen bien preparados al mercado de trabajo puede ser un factor de desarrollo muy estimulante en las próximas décadas", dice Salvo.

El alcalde, Francisco de la Torre (PP), augura "un futuro espléndido" para la ciudad basado en el turismo cultural y de congresos, una utilización productiva del litoral y la ampliación del Parque Tecnológico (PTA)" entre otros factores. Sobre el bajo índice turístico apunta que "la ocupación en la capital es mayor en porcentaje que en la costa", aunque la escasez de establecimientos hoteleros lo facilita. "En los últimos cinco años hemos duplicado las plazas hoteleras y en los próximos cinco volveremos a duplicarlas", añade.

Málaga tiene en este momento 32 hoteles, que eran 17 en 1998. El número de camas ha pasado de 2.301 a 3.652. Ninguno de estos hoteles es de cinco estrellas. "Ahora hay uno en construcción, otro en marcha y cinco proyectos", apunta José Prieto, presidente de la Asociación de empresarios hoteleros de la Costa del Sol. "Con la segregación de Torremolinos, Málaga abandonó el liderazgo turístico", agrega Prieto, quien alerta del riesgo de que "pasemos de tener déficit a exceso de hoteles en la ciudad".

Sobre el papel del PTA como motor de la economía local, su director Felipe Romera recuerda que las 275 empresas del parque facturarán este año unos 600 millones de euros. "Pero lo más importante es que se está convirtiendo en un referente mundial de telecomunicaciones", precisa Romera, para quien "el colapso del tráfico es el mayor problema de la ciudad en este momento". Salvo lo corrobora y añade otro inconveniente: la fuga de habitantes a los municipios vecinos por el alto precio de la vivienda". Para De la Torre, 2007 es el año clave para resolver los problemas de movilidad: "Para entonces deben estar terminadas la nueva circunvalación y las dos primeras líneas del metro".

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 22 de noviembre de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50