Columna
i

¡No, señor Camps!

El president de la Generalitat, Francisco Camps, acompañado del conseller de Educación y Cultura, Esteban González Pons, se ha desplazado a Euskadi para firmar un convenio con las plataformas antinacionalistas vascas -Basta Ya, Papeles de Ermua y Fundación para la Libertad- por el cual el Consell suscribirá a todos los colegios públicos e institutos de secundaria valencianos a las publicaciones editadas por estas entidades. ¿A qué viene meter el emponzoñado problema vasco en las aulas de nuestros colegios? ¿No hay cosas de más provecho con que llenar las mentes de los niños y jóvenes valencianos que el laberinto en que anda metida la política vasca? Lo que estas publicaciones pregonan no es otra cosa que las opiniones coincidentes con las del PP. Pero también, en Euskadi, hay otras tan respetables como las del PP y las que estas plataformas sociales predican. ¿Por qué someter a los escolares valencianos a la doctrina del PP sobre un problema que todavía les cae lejos? ¿Y con qué derecho el PP quiere impartir sus ideas en los centros de enseñanza pública? ¿Por qué, si tan preocupados están Camps y González Pons por la educación que en nuestros colegios e institutos se da a sus alumnos, no prestan ayudas, por ejemplo, para promocionar la literatura infantil y juvenil en valenciano, y distribuir sus publicaciones entre los centros educativos? ¿Pero en qué va a mejorar la educación de los escolares valencianos con las ideas, pongamos por caso, de Fernando Savater sobre el problema vasco? Sabido es que las arcas del Consell las dejó vacías el inefable Zaplana. Pero si hay que hacer un esfuerzo, siempre será mejor que se haga en promocionar ediciones de literatura infantil en valenciano que en ayudar económicamente a plataformas políticas vascas comprándoles sus publicaciones partidistas. No, señor Camps, ustedes se han equivocado. Supongo, porque aún creo que entre nosotros habrá gente con sentido común, que los directores de los centros escolares y los profesionales de la enseñanza pública sabrán cómo obrar para impedir este despropósito.

fburguera@inves.es

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 20 de noviembre de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50