OPINIÓN DEL LECTOR
Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Política de vivienda

Parece ser que la existencia de una burbuja inmobiliaria ya es reconocida por todo el mundo, el Banco de España, y los que la han ocasionado con sus políticas, los dirigentes del PP.

Resulta paradójico que el conseller Rafael Blasco se presente ante la opinión pública como la esperanza blanca para resolver un problema creado durante su etapa en el Gobierno de Zaplana. En este periodo los precios de la vivienda subieron mas de un 100% y la vivienda protegida descendió vertiginosamente hasta representar tan sólo un 10% del mercado actual.

La solución que nos propone es construir en cuatro años 100.000 nuevas viviendas de las cuales 65.000 serán protegidas. Ahora bien, el acuerdo con los promotores requiere un aumento del precio del 20%. Y digo yo, si el precio de la VPO suele ser utilizado como referencia del mercado ¿no va suponer éste un nuevo aumento del resto de viviendas? Por otra parte, si esas 65.000 se incorporaran ya al mercado sí contribuirían a un descenso, pero todavía están pendientes de tener suelo, proyectar, aprobar, licitar y construir y estoy seguro que esto se hará sin saturar el mercado para que no haya exceso de oferta.

Señor Blasco, haga caso a Ramón Jerez, presidente de la Federación Provincial de Construcción de Alicante, que en un ejercicio de autocrítica ha propuesto reducir los beneficios de los promotores para abaratar la vivienda, reconociendo que algunos usureros busca sacar el 500% de beneficio. El problema es ése, que de la vivienda todos quieren comer, y los PAI y convenios urbanísticos se hacen a oscuras y con los amigos y a repartir los beneficios. Son acertadas sus propuestas de que haya mayor transparencia a través de la programación del suelo con participación de la población en el diseño de los PGOU y que no salgan tantos planes parciales "apañados" entre técnicos, políticos y promotores.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS