Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Susana Fortes relata una pasión desbordante en 'El amante albanés'

La finalista y el ganador de los Planeta, Skármeta, en Valencia

"Es una novela de amor, amistad, humor; de gente que ama y se redime", dijo el escritor chileno Antonio Skármeta de El baile de la victoria, premio Planeta 2003. "Es una historia de amor extremado, de pasión que desborda a los propios personajes", comentó Susana Fortes, afincada en Valencia, de El amante albanés, finalista del premio. Ambos presentaron ayer sus novelas en el Corte Inglés de Valencia.

Desde planteamientos muy diferentes, ambos escritores, de trayectorias y generaciones distintas, han encontrado un vínculo en sus dos últimas novelas que se pone de manifiesto cuando sintetizan sus argumentos, la representación del amor.

Skármeta (Antofagasta, Chile, 1940) realiza una "exploración de los sentimientos, los dolores y las alegrías del Chile de hoy" a través de tres persanajes, dos delincuentes de personalidad casi opuesta, que traman un gran golpe, y una joven bailarina, hija de un asesinado por la dictadura chilena, que hará variar los planes. "Es una novela de amor, amistad, humor, de personas que no son las que se mueven en el Chile moderno y triunfal sino en el Chile que yo amo, de la gente que soñó, ingenua, que había un mundo mejor, gente que canta canciones de Víctor Jara o de Violeta Parra y que se sabe de memoria los poemas de Pablo Neruda sin haberlos estudiado en el colegio".

El escritor chileno reconoció que la adaptación al cine de su novela El cartero de Neruda le dio "mucha visibilidad" a su obra, si bien la novela ya había sido traducida a 15 idiomas con anterioridad (después llegó a 27) e incluso había sido objeto de una película para televisión que él mismo dirigió y que cosechó algunos premios en diversos festivales.

Susana Fortes (Pontevedra, 1959) relata en El amante albanés esa "clase de amor radical que surge al margen de la voluntad" y opuesto al "amor pacífico, con vocación matrimonial". La autora de Tiernos y traidores, afincada en Valencia, sitúa la acción de intriga y pasión en la capital albanesa de Tirana, donde tiene lugar la historia de dos hermanos muy unidos cuya relación se empieza a resentir cuando uno de ellos se casa con Elena, una mujer muy joven y "sugestionable". También habla el libro de que "ningún secreto puede guardarse eternamente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de noviembre de 2003