Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

De la república al imperio

SI JEFFERSON, Franklin, Paine y los demás parteros intelectuales de Estados Unidos levantaran la cabeza, se morirían del disgusto: lo que alumbraron como una república se ha convertido en un imperio. La transformación comenzó con la guerra de 1898, en la que Estados Unidos arrebató a los españoles Cuba y Filipinas, y ha culminado con la aventura descaradamente colonialista de Irak. Sobre éste y muchos otros aspectos del Estados Unidos actual escribe Xavier Mas de Xaxàs en La sonrisa americana.

Mas de Xaxàs, que fue corresponsal de La Vanguardia en Washington entre 1996 y 2002, tiene razón cuando dice que en España importamos "lo peor de Estados Unidos: la peor comida, la peor moda, el peor cine y, en definitiva, el peor estilo de vida". Bueno sería que nos fijáramos más en lo mucho que tenemos que aprender de ese país: su dinamismo, su optimismo, su capacidad de autocrítica y su defensa de las libertades individuales. El alma fundacional de Estados Unidos es tan liberal que sus ultras todavía no han conseguido penalizar la falta de respeto a la bandera de las barras y estrellas. Ésta puede ser usada en calzoncillos o tampones, puede ser insultada o quemada en público, sin que pase nada. Mas de Xaxàs recuerda que el Tribunal Supremo de Estados Unidos siempre ha sentenciado que la libertad de expresión es un valor constitucional muy superior al respeto a cualquier trapo. Así que en esto, como en otras cosas, los derechistas españoles son más papistas que el Papa. Abroncaron a Zapatero cuando, en el desfile del 12 de octubre, no se levantó al paso de la enseña norteamericana, algo que estuvo justificado por el conflicto de Irak y es sustancialmente mucho más pro-americano que el seguidismo de Aznar a la política de Bush. Como señala Mas de Xaxàs, "el neopatriotismo estadounidense es integrista y muy poco tiene que ver con el que sirvió para combatir la II Guerra Mundial y la guerra fría".

En este libro, escrito con tanto entusiasmo como abundancia de ideas y de datos, el periodista catalán también repasa lo malo de Estados Unidos. En sus relaciones con el exterior, la convicción de ser el representante de Dios en la tierra, su desprecio por las críticas de los amigos y aliados y su tendencia a usar la violencia para resolver los conflictos. En lo interno, la feroz competitividad, la falta de protección social, el derecho a llevar armas, la pena de muerte, la "segregación voluntaria" en barrios para blancos, negros, hispanos o asiáticos y la posibilidad de que cualquiera "con mucho dinero y mucha arrogancia moral" pueda llegar muy lejos en la política, hasta la Casa Blanca, como Bush.

Vivir en Estados Unidos es una experiencia muy importante: te hace más pro-americano en unas cosas y más pro-europeo en otras. Más de Xaxàs ha sabido aprovecharla.

La sonrisa americana. Una meditación sobre el imperio estadounidense. Xavier Mas de Xaxàs. Mondadori. Barcelona, 2003. 384 páginas. 19 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de noviembre de 2003